Es noticia:
«Mi casa es la tuya»

Paz Padilla vacila de nuevo a Bertín Osborne

Bertín Osborne recibe en «Mi casa es la tuya» (Telecinco, 22.00) a gente del entorno de la presentadora

BErtín Osborne y Paz Padilla hablan con Rodolfo Chikilicuatre en «Mi casa es la tuya»
BErtín Osborne y Paz Padilla hablan con Rodolfo Chikilicuatre en «Mi casa es la tuya» - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Ni actores de Hollywood, ni políticos de primera línea, ni deportistas de élite. Los invitados de Bertín Osborne de la noche de este lunes son Paz Padilla y gente de su entorno en una edición especial de «Mi casa es la tuya» (Telecinco, 22.00) en la que descubriremos la cara más cercana de la presentadora. El programa presentado por Bertín Osborne recurre a su invitada más vista –con un 18,4% y 2.751.000 espectadores– para hacer frente a «Operación Triunfo» y al estreno de la ficción de Antena 3 «Apaches».

Después de los problemas de luz que Paz Padilla tuvo en su residencia madrileña durante su entrevista con Bertín Osborne, la artista ha preferido alquilar en esta ocasión una casa con suficiente potencia eléctrica para recibir junto a Bertín a unos invitados muy especiales para ella. La primera será su hermana Lola, que demostrará que el humor está arraigado en su familia y desvelará divertidas anécdotas que han vivido juntas. David Fernández, segundo invitado de Paz, recordará su paso por el Festival de Eurovisión como Rodolfo Chikilicuatre: «Fue una casualidad. (...) Pero pensaba que habría un jurado que diría que eso no podía ser». Esta parodia al final terminó haciéndose realidad. «Me senté en el camerino con mi peluca y mi guitarra de juguete, y llamé a mi chica para decirle que me iba a Eurovisión». El actor barcelonés es uno de los grandes amigos de la presentadora, con quien acostumbra a pasar el fin de año. Pero no podemos olvidar que entre sus bailarinas estaba Silvia Abril. «Hacía un papel de una bailarina muy torpe, que se caía todo el rato. Y cuando el realizador vio eso...», cuenta.

«Es un tío que es para comérselo». Así define a Jesús Calleja. Juntos estuvieron al oeste de África, en la República de Benín, famosa por ser la cuna de artes oscuras como el vudú. «No habían visto un blanco en su vida», cuenta. Allí tienen una forma muy peculiar de saludar. «¿Sabes lo que me pasó con la Sandera? Que me cogió las tetas y yo ‘son de goma’. Como le explico yo que esto me ha costado 6.000 euros. Una pasión que tenían con las tetas…», dice. Pero también contó su encuentro con un rey de Savalú y de cuando él se dejó besar por la presentadora, o de su muñeca vudú. «Es una cosa buenoa pero cuando secuestraron a los africanos para llevárselos a Estados Unidos volcaron el vudú a lo negativo», cuenta.

Paz Padilla presentó a Luci Vera, una vecina de su Cádiz natal que hace honor a la fama de simpáticos que tienen los gaditanos. También pudimos escuchar las historias como las de Manuel Taje, un buzo gallego con extraordinarias anécdotas vividas en el desempeño de su profesión. «Cuando usted se mete en el agua a buscar ese cuerpo y lo encuentra...», le dice Paz Padilla mientras intenta una forma educada de preguntarle por su experiencia. «Te da alegría», contesta rotundamente el buzo.

Hasta la casa que ha alquilado Paz llegarán también Paco y Antonio, los gemelos que se dieron a conocer en «La Voz Kids», quienes visitaron el programa para contar cómo han vivido el éxito tras su paso por el concurso de Telecinco: «Venimos de propmocionar el disco en Miami y Los Ángeles». Su ídolo: Camarón, «pero Bertín también». Los hermanos hicieron que a Bertín Osborne se le salten las lágrimas al interpretar su «Buenas noches, señora».

El humorista Luis Lara, conocido como el Comandante Lara, será otro de los invitados que deleitarán a los espectadores con sus divertidas historias y regresará Atom, el cocinero acrobático que revolucionó el programa en la edición protagonizada por Fernando Romay y Ana Obregón. Antes de terminar, todos se reunirán para escuchar las historias de Manuel y David. Este último pertenece al grupo «El club de la ventolera», donde varios amigos se envían mensajes de voz cantando y con una particular banda sonora. «Cada uno tiene un sonido característico de pedo», comenta.