Es noticia:

Boom El «peligroso» día en que Valentín, de «Los Lobos» de «¡Boom!», se perdió en mitad de la montaña

El concursante del programa de Antena 3 contó una anécdota de lo más curiosa en el programa del lunes

Valentín, de «Los Lobos» de «¡Boom!»
Valentín, de «Los Lobos» de «¡Boom!» - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este lunes, «Los Lobos» arrancaron una semana más en las tardes de Antena 3 con una nueva entrega de «¡Boom!», el espacio que presenta Juanra Bonet. Manu Zapata, Erundino Alonso, Valentín Ferrero y Alberto Sanfrutos volvieron a intentar llevarse el bote, aunque una vez más marraron en su intento.

430 programas, ni más ni menos, acumulan de manera consecutiva de lunes a viernes «Los Lobos» en «¡Boom!», pero no hay manera de que se lleven el premio final. Este lunes, se midieron a Paralelas, un grupo de cuatro estudiantes de ingeniería química (Marta, Silvia, María y Jordina) que lo intentaron con ímpetu, pero que no pudieron derrotar a Alberto, Manu, Erundino y Valentín.

Sin embargo, no son pocas las anécdotas curiosas que el equipo ha narrado en el año y medio que suman en la primera cadena de Atresmedia. La lista de historietas es de lo más amplia, y la engrosó todavía más Valentín, que le contó a Bonet, a sus compañeros y a la audiencia un suceso de lo más sorprendente.

Sucedió cuando el presentador preguntó a los concursantes acerca de su habilidad para «orientarse». En ese instante, Valentín se vino arriba. «Yo la verdad es que me oriento muy bien. No me pierdo nunca», dijo. Sin embargo, en su habilidad había un boquete. «Bueno, una vezsí que me perdí. Un día que me fui a esquiar, a la nieve, y había una niebla tremenda», confesó.

Sus palabras inquietaron a Bonet. «Pero eso es peligroso, ¿no?». «Sí, sobre todo porque si se te mete la niebla hay que conocer bien el terreno. Ese día estaba en una zona muy difícil y se combinó la nieve con una niebla muy espesa. No veía nada, pero conseguí salir», narró el «lobo», con su habitual serenidad.

A sus explicaciones se sumó Manu, que habló acerca de la tensión que se vive en ese tipo de momentos. «Te pones nervioso y claro, tienes que saber cómo reaccionar», enfatizó su compañero en «¡Boom!».