Es noticia:
Leaving Neverland

Una niña con una soga, desnudos y tortura infantil: la colección pornográfica de Michael Jackson

Además de trastocar para siempre la figura de Michael Jackson, el documental Leaving Neverland ha destapado las perversiones del Rey del Pop

Imagen del documental Leaving Neverland
Imagen del documental Leaving Neverland
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El huracán generado por el documental Leaving Neverland ha trastocado para siempre la figura de Michael Jackson. Varias emisoras de radio de todo el mundo, entre ellas la BBC, han dejado de emitir los clásicos del rey del pop y hasta Los Simpson han «borrado» el capítulo en el que prestaba su voz a uno de los personajes más queridos por el público. Desde su estreno, el ruido mediático ha venido acompañado de un duelo de acusaciones entre detractores del artista, saturados por las evidencias, y sus seguidores, que alegan que los que hoy denuncian testificaron a favor de Jackson en el juicio de 2005, del que salió libre tras un acuerdo extrajudicial.

Pero el documental Leaving Neverland no solo ha traído consigo controvertidas declaraciones contra el rey del pop, sino también evidencias de una pervertida colección pornográfica encontrada en su rancho que, aunque ya se publicó en 2016, ahora ha adquirido más notoriedad tras el escándalo mediático del polémico largometraje.

Escenas bondage, vídeos de personas transgénero, fotografías eróticas y sadomasoquistas entre hombres y adolescentes... Hay de todo. Incluso contenidos más espeluznantes, como el de una reina de la belleza infantil que posa con una soga al cuello frente a una imagen de la pequeña JonBenét Ramsey, asesinada a mediados de los noventa.

Tal y como informa el Daily Mail, gran parte del material aparecía detallado en documentos judiciales de la época, presentados después de que un niño afirmara que había sido abusado sexualmente y agredido por el cantante en múltiples ocasiones.

El informe de la policía afirma que, solo en el dormitorio y el baño de Jackson, los investigadores encontraron al menos siete colecciones de trabajos que muestran a niños en su adolescencia, y en algunos casos más jóvenes, completamente desnudos o parcialmente vestidos.

«También tenía imágenes asquerosas e impactantes de tortura infantil, desnudos de adultos y niños y sadomasoquismo», dijo un investigador, según recoge el diario británico.