Es noticia:

Gilles Lellouche: «Vivimos en grandes países, no nos falta de nada... Y cada vez estamos más solos y tristes»

El actor y director francés estrena «El gran baño», una amarga comedia sobre cómo afecta a los hombres la crisis de los cuarenta

Gilles Lellouche (i), director de «El gran baño», junto con Mélanie Doutey, una de sus protagonistas, en el Festival de Cannes
Gilles Lellouche (i), director de «El gran baño», junto con Mélanie Doutey, una de sus protagonistas, en el Festival de Cannes - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Las comedias francesas son como los tomates de invernadero: están en el mercado todo el año aunque cada vez tengan menos sabor. «Hay dos tipos de comedias en Francia, las de encargo que se escriben y ruedan en dos meses con malos actores y mala producción, y la buena, que ahora vive un momento muy bueno», explica la estrella francesa Gilles Lellouche, que se pasa a la dirección en «El gran baño», una comedia que estuvo en el Festival de Cannes y que es, claro, de las del rincón del gourmet.

Sin «gags» ni chistes fáciles, «El gran baño» encuentra su gracia en el repicar del drama de un grupo de cuarentones que sienten que su tiempo ha pasado. Soledad, depresión, decadencia... Los siete protagonistas solo esbozan media sonrisa cuando descubren que la natación sincronizada puede ser una buena terapia. Porque ahí, explica el director, está el fondo de las aguas turbulentas de estas vidas vacías. «No hay tanto trasfondo de drama como de melancolía. Estos hombres han perdido la posibilidad de tener lo que vende la publicidad: un cochazo, una moto, ser atractivos, seducir a jóvenes... Una clase media de hombres que no son ni malos ni excepcionales», desgrana el cineasta.

Gilles Lellouche rechaza pensar que su película sea un retrato generacional. Más bien, apunta, es el reflejo de una sociedad cada vez más individualista. «Siento que en las calles hay una tristeza como difusa. Hemos olvidado lo que significa la palabra “colectivo”... Vivimos en grandes países, somos clase media, no nos falta casi nada... Y cada vez estamos más solos y tristes», apunta Lellouche, que defiende que por ese motivo puso a sus protagonistas a hacer natación sincronizada.

«La dictadura del chiste»

El catálogo de personajes que lideran los carismáticos Guillaume Canet y Mathieu Amalric va desde el jefe triunfador con una vida personal vacía al hombre querido en casa pero con una tristeza perenne. Otros mantienen sus sueños de adolescencia y alguno ni siquiera ha dado el paso a la edad adulta. Y de ese patetismo saca el humor el guionista Ahmed Hamidi, popular cómico francés, que acompaña al director en su entrevista con ABC y que asegura que ha querido huir de la «dictadura del chiste». «Hasta el hombre del tiempo hace un chiste al dar la predicción. Nosotros apelamos al contraste, a reírnos del drama porque ahí está lo gozoso».

[Escucha el podcast con las recomendaciones del fin de semana dándole al Play superior]

Escena de «El gran baño», con Guillome Canet
Escena de «El gran baño», con Guillome Canet -