OPINIÓN

La vida en juego

A menudo, el peso del narcotráfico nos distrae de la compra-venta de vidas humanas

Actualizado:

Puede resultar episódico. Quitamos y ponemos la mirada según dicta la crónica de sucesos pero la industria del miedo y la tragedia que mueve la inmigración ilegal en el Estrecho de Gibraltar funciona todos los días de todos los meses, desde hace demasiados años. Podría ser atractivo para los amantes de la novela negra, esa que está basada en la muerte, en las miserias y la delincuencia en cualquier lugar del mundo. Pero estos fenómenos encierran demasiados dramas humanos para tomarlos por su vertiente literaria. Son reales y los tenemos a diario ante nosotros. Los días que miramos y los que no. La red desarticulada en las últimas horas confirma una realidad que los especialistas conocen sobrada. Hablamos a menudo