OPINIÓN

Otra buena cosecha

A falta de los últimos números, el año 2018 termina con grandes registros turísticos

Actualizado:

Hace muchos años que es una realidad y sería de necios negarla, matizarla, siquiera lamentarla. Es una evidencia que el turismo y sus empresas auxiliares forman el sector económico más robusto de la dañada economía provincial. Ningún otro (si se suman hoteles, hostelería, transportes y suministros) mueve más dinero, más productos y más empleo en una zona con graves problemas de paro estructural. Los ciudadanos hace tiempo que lo saben. Nadie va a sorprenderse de esa situación. Tiene ya tiempo y trayectoria. Tanta, que los gaditanos conocemos los beneficios y los inconvenientes de vivir pendientes del turismo. El mayor de sus defectos es la estacionalidad, la temporalidad. Esa característica ha marcado hace años las estadísticas de empleo y, por extensión,