Apunte

Balance de honor en Zona Franca

El actual delegado del recinto fiscal deja al nuevo responsable un legado de inversiones para rematar

La Voz de Cádiz
Actualizado:

La gestión de Alfonso Pozuelo al frente de la Zona Franca de Cádiz ha sido corta, pero muy intensa. El actual titular del recinto fiscal aduanero se hizo con las riendas del consorcio en diciembre de 2016 en sustitución de Jorge Ramos y en solo 18 meses de trabajo ha logrado rebajar las pérdidas, ajustar los gastos, consolidar la expansión y abrir la puerta a la inversión. Alfonso Pozuelo prepara en estos momentos el relevo y ha querido hacer balance de la gestión de su equipo para dejar muy claro que hay asuntos pendientes a los que solo resta el remate final. Le ha faltado, dice, uno o dos años más en el puesto para culminar lo que ha empezado. De momento, espera que la nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, designe al nuevo delegado para poder traspasar los papeles. En esa cartera se incluyen asuntos tan importantes como el proyecto industrial que pesa ahora sobre el complejo de Altadis. La empresa española Grabat Energy, del grupo Graphenano Composites, ha presentado un importante plan para invertir en el complejo de Altadis y abrir una factoría dedicada a la producción de baterías de grafeno. La inversión se llevaría a cabo por fases y en ocho años crearía 1.200 empleos. Para iniciar el rodaje de la primera etapa necesitaría 9.000 metros cuadrados mientras que el objetivo de futuro es reunir 60.000 metros cuadrados. Esta empresa y su socio chino Chint se han hecho con la patente del grafeno , un material compuesto de alta resistencia con multitud de aplicaciones en el sector industrial. El proyecto que han presentado en Zona Franca consiste en fabricar en la planta de Altadis baterías de grafeno que, en el caso de vehículos eléctricos, permiten una autonomía de 800 kilómetros. El equipo de Pozuelo ha previsto las necesidades de Grabat Energy, pero será el nuevo titular de la Zona Franca el encargado de autorizar o no su implantación en Altadis.

Pozuelo ha desvelado de golpe todos los planes que se han ejecutado durante este año de gestión._Así, una de las novedades ha sido la adjudicación, a través de una concesión, del suelo de su propiedad en la tribuna cubierta del estadio Carranza. La Zona Franca ha logrado cerrar los acuerdos para la ubicación en el área comercial del estadio de un gimnasio, una tienda de Torrot y una clínica. Igualmente deja sobre la mesa la posibilidad de trasladar los servicios centrales de la Zona Franca al edificio de oficinas que se encuentra vacío en el complejo de Altadis. De esta forma permitiría agrupar todos los servicios.

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz