Límites de velocidad

El mito de las autopistas alemanas sin ley y otros límites de velocidad en Europa

La prohibición varía en cada país entre los 100 y los 140 kilómetros por hora como máximo

Actualizado:

Un error extendido entre los conductores es la creencia de que en las autopistas alemanas no existe límite de velociad. No es cierto. Existen tramos donde no hay una velocidad máxima fija, pero están lejos de ser carreteras sin ley. En un porcentaje muy elevado de estas autopistas el tope está en 130 kilómetros por hora, y ni siquiera el más alto de Europa.

Conducir por estas vías sin límite de velocidad fijo, casi la mitad de la red de autopistas alemana, obliga a estar atento a las posibles indicaciones de velocidad máxima, variable en función del tráfico, la luz (momento del día) y el tiempo atmosférico (lluvia, nieve). La distancia de seguridad también determina la velocidad, puesto que se caería en infracción si no se respeta al menos el mismo número de metros que la velocidad; es decir, un conductor que viaje a 200km/h deberá hacerlo a al menos 100 metros del coche perseguido.

Al margen de los tramos sin límite de velocidad fijo de la red de autopistas germana, alejados de los núcleos urbanos, en Alemania el máximo está fijado en 130km/hora, el tope más frecuente en los países de la Unión Europea. Es el límite también en Italia, Francia, Austria, Dinamarca, Países Bajos, República Checa y Eslovaquia, entre otros.

Los países con los límites más altos de velocidad son Polonia y Bulgaria, en ambos fijado en 140 km/hora. Algunos países como Bélgica, Finlandia, Suecia y Portugal comparten con España el límite de 120 km/h para circular por autopistas o autovías. Aunque también los hay que tienen una velocidad máxima en este tipo de vías en 110 km/h, como por ejemplo Estonia y Letonia. En la pequeña isla de Chipre, el tope son 100 km/h, el mínimo en la UE.

Pincha en cada país en el mapa superior para conocer los límites de velocidad dentro de la ciudad, en carreteras secundarias y en autopistas.

Estas son algunas características de cada país:

Alemania y Austria: en autopistas y autovías se recomienda no sobrepasar los 130 km/h. Hay tramos sin límite de velocidad, pero en el 50% del total de kilómetros de estas autopistas el límite es de 130 km/h. Por su parte, las vías no urbanas no toleran superar los 100 km/h. Lo mismo ocurre con Países Bajos y Dinamarca, aunque en vías no urbanas el límite se fija en 80 km/h.

Francia: la velocidad máxima en el país vecino es de 130 km/h en autopistas. En estas vías de 130 km/h se reduce a 110 km/h con lluvia o cuando la carretera está mojada. Las vías secundarias cuentan con un límite de velocidad de 90 km/h, que se reduce a 50 km/h cuando el firme está mojado, llueve o hay escasa visibilidad.

Italia, Croacia, Eslovaquia, Luxemburgo, Rumanía, República Checa, Eslovenia, Hungría y Grecia: en estos países se puede circular a 130 km/h en autopistas y autovías y a 90 km/h en vías no urbanas.

Bélgica y Portugal: estos dos países comparten límites de velocidad en vías no urbanas (90 km/h) y en autopistas y autovías (120 km/h). En Irlanda existen los mismos límites, excepto en vías no urbanas (80 km/h).

Reino Unido: la velocidad máxima permitida en autovías es de 112 km/h (en las señales, 70 mph), aunque en vías con dos carriles baja hasta los 96 km/h (60 mph). En ciudad, la conversión de 30 mph son aproximadamente 48 km/h.

Estonia: en vías no urbanas y autopistas o autovías no se pueden superar los 90 km/h, aunque sí se permite conducir a 110 km/h en doble calzada y en verano.

Chipre: la máxima permitida en autopistas es de 100 km/h, en carreteras secundarias es de 80 km/h y en zonas peatonales, el límite es de 30 km/h.

Noruega: el límite de velocidad en autovía es de 100 km/h y 80 km/h en carreteras interurbanas.

Suecia: en este caso, se puede circular hasta los 110 km/h en autopistas y autovías y a 70 km/h en vías interurbanas.