Dramas humanos en Walmart

Actualizado:

La madre que hizo de escudo para salvar a su bebé de las balas. (Jordan y Andre Anchondo - 25 y 24 años - emprendedores). En el acto más heroico que puede hacer una madre por su hijo, la joven Jordan Anchondo, de 25 años, fue asesinada cuando saltó sobre su bebé de dos meses con el fin de protegerle de las balas. Su marido, Andre, con el que estaba en Walmart para comprar material escolar, también murió durante el tiroteo. «A juzgar por las heridas del bebé -que fue ingresado tras sufrir varias fracturas óseas-, todo apunta a que Jordan, madre de tres hijos, trató de protegerlo con su vida», confirmó a AP su hermana.

Su esposa logró escapar, pero él no corrió la misma suerte. (Arturo Benavides - 60 años - militar). El veterano del Ejército estadounidense Arturo Benavides, de 60 años, fue junto a su mujer al centro comercial Cielo Vista cuando una lluvia de balas roció de pronto el lugar. Ella logró escapar, pero Arturo, «Turi» para los suyos, no corrió la misma suerte. En medio del caos, varios familiares comenzaron una búsqueda en las redes sociales para averiguar cuál había sido su destino, manteniendo la esperanza de que siguiera con vida. Su nieta lo describió como una persona «de voluntad férrea, cariñoso y dedicado».

«Descansa en paz pequeño, siempre te querremos». (Javier Rodríguez - 15 años - estudiante). El adolescente Javier Rodríguez, de 15 años, fue identificado por su tía en la tarde del pasado domingo como una de las víctimas de la masacre de El Paso. «No entiendo por qué ha tenido que pasar esto, y sé que nunca tendré la respuesta. Estoy tan confundida, dolida, enfadada... Descansa en paz, pequeño. Siempre te querremos», escribió en un mensaje en Facebook, en el que también mostró su agradecimiento a todas las personas que le habían ayudado en su búsqueda. Desafortunadamente, la familia recibió la noticia de que era una más de las víctimas fatales del tiroteo.

«Angie», madre de siete hijos, murió en la cola del supermercado. (Angelina Englisbee - 86 años - ama de casa)Angie, de 86 años fue otra de las víctimas. Su hijo Will aseguró a la cadena de noticias CNN que la última vez que su hermano habló con ella fue mientras hacía la cola para pagar en el supermercado Walmart, minutos antes del ataque. Su nieta Mia explicó a «The New York Times» que Angie había tenido siete hijos a los que había criado ella sola después de que su marido muriera por un infarto. «Era una mujer fuerte y muy sincera», dijo.