Melania Trump
Melania Trump - Associated Press

Donald Trump recuerda un anuncio vergonzoso que protagonizó Melania durante su época como modelo

A la primera dama no le gusta que le recuerden su pasado como maniquí

MadridActualizado:

Parece que el presidente de Estados Unidos Donald Trump no quiere que nadie olvide que su esposa Melania fue modelo antes de ser primera dama. Este fin de semana, en mitad de una crisis entre el matrimonio derivada por una supuesta relación sentimental entre el magnate y una actriz porno en 2006n justo cuatro meses después de que su esposa Melania hubiera dado a luz a su hijo Barron. El presidente estadounidense recordó durante una visita la aparición de esposa en un anuncio de televisión.

El republicano se reunió con la firma de seguros «Aflac» de Georgia, el pasado miércoles como parte de una campaña para promover sus recortes de impuestos, durante la visita aprovechó la oportunidad para recordar a sus empleados que su esposa había participado para un anuncio de su compañía: «Lo conozco muy bien e hizo un trabajo fantástico», dijo el presidente al gerente de recursos de 'Aflac', Michael Porter. «En realidad, hace mucho tiempo contrató a mi esposa para hacer un gran comercial, un comercial de ‘Aflac’, y creo que fue un comercial exitoso», agregó Trump.

En el anuncio al que se refería Trump, se puede ver a Melania sobre una mesa de operaciones en la que dos científicos intentan cambiar su voz con la voz de un pato (el logotipo de la compañía) para «contarle al mundo los beneficios de 'Aflac' con atracción sexual». Al final del anuncio, la operación de cambio de voz aparentemente es un éxito, sin embargo a Melania se le cambia algo más que la voz ya que termina mirando con pavor sus pies convertidos en los de un pato.

A la primera dama no le gusta que le recuerden su pasado como modelo. Según el libro «Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump», Melania lloró durante horas cuando se publicaron viejas fotografías de desnudos de ella en el diario «The New York Post» el año pasado. Melania optó por demandar a «The Daily Mail» después de que el periódico sugiriese que una vez había trabajado como «chica de compañía» durante su etapa como modelo. La demanda dio como resultado que el diario británico aceptara pagar a la primera dama por daños de imagen en abril de 2017 y publicase una disculpa pública.