Los parlamentarios del PP Carmelo Barrio, Alfonso Alonso y Nerea Llanos
Los parlamentarios del PP Carmelo Barrio, Alfonso Alonso y Nerea Llanos - EFE

El PP permite al Gobierno vasco rescatar la reforma de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI)

Los populares facilitarán en el pleno del jueves la tramitación de la ley

BilbaoActualizado:

La coalición de PNV y PSE rescatará su proyecto de reforma de la Ley de Garantía de Ingresos, uno de los vértices del programa del Gobierno vasco, que llevaba un año paralizada. Lo hará gracias al voto favorable del PP, que permitirá que la norma sea tramitada en el pleno del próximo jueves. Su aprobación, sin embargo, no está asegurada, pues el Ejecutivo que dirige Iñigo Urkullu precisará de nuevo del apoyo de un tercer partido para sacarla adelante. En cualquier caso, el proceso se dilatará a lo largo de los próximos meses, en el último tramo de la legislatura.

El movimiento de los populares, que se produce la misma semana en la que empezará la rueda de contactos entre el Gobierno vasco y el resto de grupos para negociar los Presupuestos de 2020, permitirá al gabinete de Urkullu retomar un debate que se aplazó hace ahora un año debido a la falta de apoyos para iniciar su tramitación. Previamente, la coalición había presentado una batería de 15 medidas destinadas a «mejorar» la RGI atendiendo a sus circunstancias y su evolución. Entre ellas, el incremento de la renta máxima hasta los 659,75 euros —rente a los 644,49 actuales— para las unidades convivenciales de una persona o la posibilidad de que los perceptores no pierdan la totalidad de la prestación por el hecho de no cumplir con algunos requisitos.

En todo caso, los populares vascos apuntan que no han dado el visto bueno a la reforma. Fuentes de la formación conservadora informan de que presentarán un texto alternativo a través de enmiendas parciales. Una de las cuestiones más importantes, destacan, es la de la garantía social, pues bajo su punto de vista es necesario que la gente que recibe este tipo de ayudas se «comprometa» a recibir la formación que le dé oportunidades para la reinserción laboral. «Igual que fichan los trabajadores en las empresas, los perceptores de la RGI también pueden fichar a la hora de recibir formación continuada y presencial», afirman.

Por el momento, insisten las mismas fuentes, no ha habido ninguna negociación al respecto. «Y hasta ahora hemos visto muchos guiños a Bildu en este tema», inciden los populares, que sostienen que antes de dar cualquier paso deberán conocer la «posición» del Gobierno vasco.

Podemos rechaza la norma

EH Bildu no ha desvelado todavía que posición tomará en el pleno del jueves, mientras que Elkarrekin Podemos votará en contra de la tramitación de la ley. Al respecto, fuentes de la formación morada sostuvieron que la propuesta del Ejecutivo supone un «recorte sin precedentes» al derecho de la garantía de ingresos.

Desde el Gobierno vasco, la consejera de Empleo, Beatriz Artolazabal, emplazó a la oposición a tomar en consideración la proposición de ley para iniciar «un debate serio» que permita llegar a consensos. «Todavía hay tiempo para alcanzar acuerdos», consideró.