Polémica en torno a las "gallinas felices"

Cada vez más grandes superficies renuncian a vender huevos de gallinas enjauladas. Y la polémica...

Actualizado:

Cada vez más grandes superficies renuncian a vender huevos de gallinas enjauladas. Y la polémica está servida. Empecemos por conocer el mercado. Hay cuatro tipos de huevos, que se identifican por el primer número que llevan impreso: el 3 corresponde a gallinas enjauladas. El 2, a gallinas que viven en suelo, pero encerradas en naves. El 1, a gallinas al aire libre. Y el 0 es lo mismo, pero criadas con piensos ecológicos. Las que se quiere eliminar son las enjauladas, pero manteniendo el precio, por lo que, según los animalistas, se está produciendo una explotación excesiva del modelo de crianza en suelo. Aunque lo aplauden como un primer paso hacia la desaparición de los animales encerrados. Pero los productores temen esa tendencia a las gallinas en libertad, dicen que no hay terreno suficiente y que los costes de producción subirán enormemente. Insisten en que la calidad del huevo es la misma y defienden los cuatro tipos, aptos para diferentes bolsillos.