Teresa Cunillera, el día de su toma de posesión como delegada del Gobierno en Cataluña
Teresa Cunillera, el día de su toma de posesión como delegada del Gobierno en Cataluña - INÉS BAUCELLS

Cunillera, sobre las relaciones Generalitat-Estado: «La confrontación se ha terminado»

La delegada del Gobierno en Cataluña señala que ejercerá sus competencias «desde el punto de vista de la colaboración»

BARCELONAActualizado:

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, considera que en las relaciones entre el Estado y la Generalitat «ha terminado el momento de la confrontación». Cunillera apoya su afirmación en el hecho de que se ha celebrado una reunión entre los presidentes Sanchez y Torra, otra de los vicepresidentes de ambos gobiernos y que se ha convocado para finales de este mes la comisión bilateral Estado-Generalitat, de la que la delegada del Gobierno forma parte y que hacía siete años que no se celebraba. A su juicio, todos estos hechos «no casan con una situación de confrontación».

En declaraciones al programa Converses de COPE Cataluña y Andorra, este sábado, Cunillera también considera que fomentar el diálogo y la negociación en el conflicto catalán «es lo que la ciudadanía nos reclama a los políticos», según las últimas encuestas en las que un 62 % de ciudadanos invoca la distensión. En este sentido, la máxima representante del Gobierno en Cataluña apela a la responsabilidad de todos los políticos, que deben tomar nota para actuar en consecuencia con ese mensaje que les traslada la sociedad.

Cunillera argumenta que el escenario de diálogo y de puentes para que sea posible la convivencia no implica «renunciar a lo que cada uno piensa, porque yo ya sé que no voy a convencer a un independentista y él a mí tampoco, todos debemos convivir y caber». En ese sentido, la delegada del Gobierno ha señalado que el camino a seguir es el establecido en la colaboración entre las administraciones del Estado, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona en el operativo para acoger a los migrantes rescatados en el Mediterráneo por el barco de Open Arms.

La delegada del Gobierno en Cataluña insiste en que va a trabajar para construir una «sociedad válida para todo el mundo» desde posiciones ideológicas muy distintas. Y que aunque reconoce que no convencerá a los independentistas, «tengo por objetivo establecer un espacio donde ambas posiciones quepan».

«Buena idea» llevar el Senado a Barcelona

En lo que se refiere al debate sobre si el Estado debería tener una mayor presencia en Cataluña, trasladando por ejemplo el Senado de Madrid a Barcelona, como se planteó en alguna ocasión, Cunillera asegura que «es una buena idea». Por ahora, la delegada del Gobierno en Cataluña señala que ejercerá sus competencias «desde el punto de vista de la colaboración», como demostró en la llegada de los 60 refugiados el pasado 4 de julio al puerto de Barcelona, operativo que considera es un ejemplo de la sintonía que quiere que exista entre el ejecutivo de Sánchez y Torra.

Cunillera ha adelantado que asistirá a «todos los actos institucionales» en las próximas celebraciones de la Diada del 11 de septiembre. Además, este año se celebra el cuadragésimo aniversario de la Constitución Española y desde el Gobierno ha avanzado que lo van a celebrar y van a invitar a todas las instituciones, a pesar que quieran una reforma de la misma. «Nosotros hace mucho tiempo que decimos que se tiene que reformar la Constitución, lo hemos dicho y hemos hecho una propuesta, porque quisiéramos ser capaces de hacer una reforma de la Constitución que produjera otros 40 años de utilidad para los ciudadanos», dice Cunillera.

Además, los próximos 17 y 18 de agosto se conmemorará el primer aniversario de los atentados terroristas que tuvieron lugar en Barcelona y Cambrils (Tarragona). A pesar de que la Generalitat no va a invitar al Rey Felipe VI, Cunillera comparte la opinión de la alcaldesa barcelonesa, Ada Colau, quien afirma que no va a vetar a nadie, y añade que tiene que existir el «compromiso de todos los que vamos de que esto [los atentados] no vuelva a pasar. Lo mejor que podría ocurrir es que fuéramos todos».

En otro orden de cosas, ante las huelgas convocadas por distintas compañías en los aeropuertos, Cunillera confía en que no se reproducirá el caos del pasado año. A pesar de que los sindicatos CC.OO., UGT y USO ya han dicho que van a convocar un paro general a principios de agosto en toda la red de aeropuertos de Aena, la delegada del Gobierno en Cataluña asegura ser una «optimista informada» para afirmar que «estamos teniendo un verano tranquilo». Cunillera afirma que «hay un compromiso firme, potente y decidido de todo el mundo que trabaja en el aeropuerto de el Prat para que esto vaya bien».