Ángel González Abad - Los martes, toros

Tardes de toros, también en Cataluña

«Las próximas fiestas de la Mercè vuelven a dejar en silencio el coso barcelonés»

Ángel González Abad
Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Mientras la propiedad de la Monumental de Barcelona se decide a seguir sus propios pasos y abrir la plaza a la celebración de una corrida de toros, como hizo en el Coliseo balear; los meses de verano siguen teniendo muchas tardes de toros en Cataluña, de norte a sur. Más en las tierras del delta del Ebro, es verdad, pero también localidades de Barcelona y Girona, celebran sus fiestas con un profundo aroma taurino.

El pasado domingo finalizaron las fiestas en Cardona, en donde se han vuelto a repetir siete días de toros. Vaquillas, correbous, la tradicional y única “cargolera”, y la exhibición de toreo a cargo de los matadores Varea e Imanol Sánchez. Siete días de toros sin los que no se entenderían sus fiestas. En Tarragona, son muchos los pueblos que tienen al toro como epicentro de sus días grandes. En uno de ellos, Les Cases d’Alcanar, volvió a repetirse una semana completa de festejos taurinos, incluido un gran concurso de recortadores de toros.

En Girona, en Vidreres, se produjo un grave incidente, que tuvo su espacio a nivel nacional. Un toro saltó al tendido y luego escapó de la plaza, dejando casi una veintena de heridos, algunos de gravedad. La Tauromaquia sigue presente en muchos pueblos, miles de catalanes no entienden sus fiestas sin la presencia del toro. Y hay más, no son pocos los chavales que luchan por ser toreros. Sí, toreros. No sueñan con el Camp Nou, las pistas de tenis o de baloncesto, su anhelo es abrir la puerta grande de la Monumental. Ahí sigue Abel Robles, sumando contratos, y entre los más jóvenes, Cristian Alfaro o Maxime Solera, que ya sabe lo que es acariciar el triunfo en Las Ventas.

Se escapa este verano y aunque en el horizonte, las próximas fiestas de la Mercè vuelvan a dejar en silencio el coso barcelonés, nadie puede negar que han sido muchas las tardes con aroma a toros las que han salpicado la geografía catalana.

Ángel González AbadÁngel González Abad