Sucesos

Seis detenidos por robar en pisos de personas fallecidas en Ávila

Los arrestados utilizaron parte del botín para jugar en casas de apuestas y salones de juegos

ÁvilaActualizado:

La Policía Nacional ha detenido a seis personas como supuestas autoras de cuatro robos con fuerza en viviendas de Ávila y Navalperal de Pinares, a las que accedían cuando conocían del fallecimiento de sus moradores.

Se trataba habitualmente de personas de avanzada edad que vivían solas, según ha informado este sábado en una nota de prensa la Comisaría Provincial de Policía, que ha agradecido la colaboración ciudadana para el esclarecimiento de un caso cuyas pesquisas se han prolongado durante unos dos meses.

A los detenidos, cuyos datos de filiación no han sido facilitados, se les acusa de haber cometido presuntamente tres robos con fuerza consumados y uno en grado de tentativa, tanto en la capital abulense como en esta localidad situada a unos 30 kilómetros al este de la ciudad.

La colaboración ciudadana ha servido, no solo para poner en conocimiento de la Policía estos robos, sino también para aportar «datos significativos» para una investigación, que concluyó con la identificación de los presuntos autores.

Todos ellos forman para de un grupo integrado principalmente por cuatro varones que «puntualmente recibían ayuda de otros individuos, connumerosos antecedentes por delitos contra la propiedad».

Con algunos datos aportados por los ciudadanos, los agentes consiguieron relacionar un primer robo cometido en la casa de una persona fallecida en la capital abulense, con otro que tuvo lugar en Navalperal de Pinares.

A partir de entonces se puso en marcha una investigación que se prolongó casi dos meses de trabajo y que desembocó en la plena identificación de los miembros del grupo, así como de las diferentes tareas que tenían asignadas durante los asaltos: vigilancia, apoyo en la fuga y ocultación de los efectos sustraídos, entre otras.

Una vez practicadas las correspondientes detenciones, la Policía recuperó las joyas robadas y que los familiares de las víctimas valoraron en más de 6.000 euros.

Al mismo tiempo, fueron recuperados numerosos efectos adquiridos por los delincuentes con el dinero robado -teléfonos móviles, ropa de marca...-, una parte «sustancial» del cual fue utilizado para jugar en casas de apuestas y salones de juego.