Consulta de la Unidad del Dolor en los hospitales de Valladolid
Consulta de la Unidad del Dolor en los hospitales de Valladolid - ICAL
Sanidad

Los hospitales de Valladolid impulsan una unidad del dolor infantil «pionera» en España

La consulta se abrirá este marzo y es el resultado de las primeras alianzas estratégicas puestas en marcha por la Consejería de Sanidad, que permitirán realizar también el transplante hepatorrenal y mejorar los análisis clínicos

ValladolidActualizado:

Las cuatro primeras alianzas entre hospitales de Castilla y León ya han comenzado a andar bajo la filosofía de que la unión logrará más eficiencia, mejores resultados y permitirá, además, poner en marcha prestaciones que hasta ahora no existían en la Comunidad. La intención es que a las cuatro iniciales se vayan sumando con el tiempo más para poder conformar una red «global» de centros y servicios que acabe con esa especie de «competencia» que existe entre los hospitales y avanzar hacia una coordinación que favorecerá a todos.

Así lo explicó ayer el consejero de Sanidad, Antonio Sáez, durante la presentación de las alianzas que ya están en marcha en cuatro áreas de salud de Valladolid y Zamora y que suponen el primer paso para ese «ideal» de una red hospitalaria regional coordinada e integrada. Los hospitales Clínico Universitario y Río Hortega de Valladolid, el de la localidad vallisoletana de Medina del Campo y el Complejo Asistencial de Zamora han apostado ya por esas uniones estratégicas mediante las que se compartirá información, investigación e incluso, en algunos casos, se podrá ampliar la cartera de servicios de Castilla y León e iniciar algunas prestaciones que hasta ahora había que buscar en otras autonomías.

Trasplante hepatorrenal

Es el caso de la unión entre el Clínico y el Río Hortega vallisoletanos que llevará a cabo por primera vez en la región el trasplante hepatorrenal. En este ámbito existía un «problema» en Castilla y León, reconoció Sáez. Y es que en el primero de los hospitales se llevaba a cabo el trasplante renal y en el segundo, el hepático, pero no se hacía de forma combinada, por lo que los pacientes debían acudir a otras comunidades. La solución ha sido la fusión de los dos equipos, que podrá asistir a pacientes con indicación de trasplante hepático e insuficiencia renal y a aquellos que necesiten un nuevo riñón y padezcan una hepatopatía susceptible también de un trasplante hepático.

«Es un buen ejemplo de una alianza que permite tener nuevas prestaciones», detalló el consejero de Sanidad, quien cifró en dos los trasplantes combinados que se han realizado hasta ahora -uno en enero de 2016 y otro en el mismo mes de este año- a través de esta unión coordinada por el doctor Pablo Ucio. La previsión es realizar entre dos y tres al año, dijo, por la complejidad y características de esta intervención.

Otra de las integraciones es la de las unidades del dolor del Río Hortega y el Clínico vallisoletanos que funciona desde el pasado mes de enero en el edificio del barrio de La Rondilla. Se trata de una unidad multidisciplinar en la que colaboran los servicios de anestesiología, reanimación y neurocirugía y las unidades de columna de ambos hospitales dirigidos por el doctor Enrique Ortega. «Con un envejecimiento importante es una demanda en aumento», argumentó el sanitario, que defendió, en la misma línea que el titular de Sanidad, que este nuevo planteamiento puede beneficiar a la eficiencia del sistema y a los pacientes.

El área de influencia de esta nueva unión llega a todos los pacientes de Valladolid y Segovia y a los más complejos procedentes de otras unidades de tratamiento del dolor como las de Palencia, Soria, Burgos y Miranda de Ebro. El próximo mes de marzo está previsto abrir la consulta de dolor infantil, una prestación que será «pionera» en España y a nivel internacional, indicó el coordinador de la unidad.

Análisis clínicos

Una tercera alianza entre los tres hospitales de Valladolid -el Clínico, el Río Hortega y el de Medina del Campo- gestiona conjuntamente los servicios de análisis clínicos. Ya en marcha desde julio, esta unión busca sinergias entre laboratorios que ya ha dado sus frutos. Así, según Antonio Sáez, ha permitido mejoras en el sistema de gestión de la calidad y un ahorro directo de en torno a 500.000 euros.

Otro de los campos de actuación de esta integración es trabajar codo con codo con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, forenses y la Dirección General de Tráfico (DGT) de Valladolid para mejorar las pruebas de alcoholemia y toxicológicas que puedan tener interés judicial.

Por último, el Río Hortega de Valladolid y el Complejo Asistencial de Zamora comparten la gestión en el ámbito del Servicio de Psiquiatría para promover el modelo comunitario de atención a la salud mental, en el que se busca el apoyo al paciente crónico en su lugar de residencia por encima del sistema tradicional en el que primaba el internamiento permanente. «En este caso no comparten servicios, pero sí iniciativas, formación de docentes y profesionales sanitarios e investigaciones», detalló Sáez.

«Todas las directrices de la OMS y la UE van dirigidas hacia el modelo comunitario y a huir de la institucionalización de por vida de los pacientes», relató en la presentación uno de los coordinadores de la alianza estratégica en el servicio de Psiquiatría, Manuel Franco.