ASESINATO DE GABRIEL

Ana Julia acababa de dejar al padre de Gabriel en el hotel cuando se dirigió a cambiar el cuerpo de lugar

La Guardia Civil detenía a la pareja del padre de Gabriel alrededor de las 12:30 de la mañana.

Actualizado:

La Guardia Civil detenía a la pareja del padre de Gabriel alrededor de las 12:30 de la mañana. En el maletero de su coche estaba el cuerpo sin vida del pequeño. Ella gritaba su inocencia a pesar de que, una hora antes, los agentes veían cómo sacaba de un pozo el cadáver de Gabriel, para cambiarlo de lugar, inmediatamente después de dejar al padre en el hotel donde le esperaba Patricia.

Gabriel Cruz, de ocho años, murió en las horas posteriores a su desaparición en Níjar, a las tres y media de la tarde del 27 de febrero.

«No he sido yo, se están equivocando. Esta mañana he cogido el coche», intentó alegar torpemente la mujer ante la media docena de patrullas de agentes, que le ordenaron callarse. La tensión del momento fue alta, hasta el punto de que algunos de los presentes apenas pudieron contener la emoción, a pesar de tratarse de personas bregadas en los casos más duros. Los primeros datos apuntan a que la mujer, que es madre de una niña, cometió el crimen por sus malas relaciones con Gabriel Cruz, el pequeñ0 desparecido en Níjar (Almería).