La colección de relojes del Congreso de los Dipuados tiene un elevado alor histórico y artístico
La colección de relojes del Congreso de los Dipuados tiene un elevado alor histórico y artístico - Belén Díaz
Parlamento

El Congreso busca relojero: sigiloso, experimentado y con seguro de 100.000 euros

La Cámara Baja ofrece 15.000 euros al año por mantener a punto sus 77 relojes: el más antiguo tiene más de 200 años

MadridActualizado:

El Congreso de los Diputados ofrece 15.000 euros al año por mantener a punto, en perfecto estado de conservación y funcionamiento, los 77 relojes que atesora. Para ello busca un relojero discreto, experimentado y que esté respaldado, por lo que pueda ocurrir, por un seguro que -como mínimo- cubra 100.000 euros en caso de pifia, descuido o error al manipular estos relojes.

El aspirante no será asalariado del Congreso -es un servicio externalizado- y tampoco tendrá que estar a diario en las dependencias de la madrileña Carrera de San Jerónimo. Bastará con que acuda periódicamente, con la regularidad necesaria para atender los trabajos estipulados en el contrato mercantil que ha sacado a concurso la Cámara Baja.

Reloj de sobremesa realizado en 1850
Reloj de sobremesa realizado en 1850

Las tareas que tendrá encomendadas van desde dar cuerda y ajustar semanalmente los 77 relojes del Congreso a realizar las funciones de limpieza y reparación que sean necesarias, pasando por ajustar todos esos relojes cuando se produce el cambio de horario de invierno y de verano, engrasar todos los engranajes al menos una vez al año y, en caso de relojes electrónicos o de cuarzo, cambiar las pilas al menos una vez al año y sustituir sus maquinarias cuando sea necesario.

Reloj astronómico de 1858
Reloj astronómico de 1858

La empresa o profesional que aspire a este contrato ha de demostrar que la persona que se encargue de todas esas funciones cuenta con una experiencia mínima de diez años completos realizando tareas idénticas. Es decir, al menos diez años trabajando en la conservación y reparación de relojes antiguos. Además, por razones obvias, quedará obligado a guardar confidencialidad de toda información a la que tenga acceso en el Congreso durante la ejecución de este contrato. Asimismo, deberá suscribir un seguro de responsabilidad civil que, durante la vigencia del contrato, garantice la cobertura de un mínimo e 100.000 euros por cada siniestro del que pudiera ser responsable.

De esas 77 piezas que componen la colección de relojes del Congreso, la más antigua data de finales del siglo XVIII, y la más moderna fue fabricada en 2008. La más veterana es un reloj de pie, inglés, realizado por Wignaff Ormskirk. Abundan también los relojes del siglo XIX -al que corresponden más de la mitad de esas 77 piezas-. El más moderno -el de 2008- es un reloj de pared de la marca Festina, de perfil circular, con caja de madera de roble moldurada y maquinaria eléctrica.