La competición se presentó en las Bodegas Osborne, que están situadas en El Puerto de Santa María.
La competición se presentó en las Bodegas Osborne, que están situadas en El Puerto de Santa María. - L. V.
TRIATLÓN

Una cita singular y con altura de miras

El sábado 6 de octubre se celebrará la segunda edición del Triatlón BMW Puerto Sherry

EL PUERTOActualizado:

En poco más de dos semanas volverá a entrar en escena el Triatlón BMW Puerto Sherry, una singular y característica competición que celebrará su segunda edición en El Puerto de Santa María. Será el próximo sábado 6 de octubre cuando se ponga en liza un reto único en la geografía española en el que los participantes saltan al mar desde un barco.

Todo comenzará con esta espectacular salida a nado hasta completar la distancia y salir por la playa asfáltica de Puerto Sherry para, a continuación, llevar a cabo el segmento de ciclismo.

En la prueba ciclista de este II Triatlón BMW Puerto Sherry se pondrá en liza un recorrido urbano que se iniciará desde Puerto Sherry y en dirección a la Avenida de la Libertad. Luego llegará el turno de Avenida del Descubrimiento, Camino de los Enamorados, Paseo Marítimo de la Puntilla, Avenida Menesteo, Valdés, Plaza de Toros, Avenida del Ejército, Plaza de la Noria y vuelta por Camino de los Enamorados, Avenida del Descubrimiento, Avenida de la Libertad y Puerto Sherry.

Y así hasta llegar a la carrera a pie, que estará enfocada en un circuito de ida y vuelta en paralelo a la portuense playa de La Puntilla. Se hará usando el carril bici existente en el paseo y terminará en Puerto Sherry tras recorrer el colorido malecón y dar la vuelta en el emblemático faro.

Playa, mar, dunas y un recorrido urbano para engalanar una cita especial que tendrá ubicada su línea de meta en Puerto Sherry, su base de operaciones y escenario en el que se celebrará la entrega de trofeos en La Terraza del Hotel Puerto Sherry.

Un enclave náutico en el que estará instalada la Feria del Triatleta, una zona de expositores habilitada para la colocación de stands de marcas, tiendas y organizadores de carreras interesados en mostrar y vender sus productos a deportistas, acompañantes y visitantes.

Tres modalidades

En cuanto a las modalidades, tres serán las puestas en marcha en esta segunda edición de la esperada competición portuense.

Por una parte, el Triatlón Súper Sprint, que estará compuesto por 350 metros de natación, 10 kilómetros de bicicleta y 5 kilómetros de carrera a pie.

El Triatlón Sprint aumenta la exigencia a 750 metros de natación, 20 kilómetros de bicicleta y 5 kilómetros de carrera a pie.

Finalmente, el Triatlón Olímpico conatará con 1.500 metros de natación, 40 kilómetros de bicicleta y 10 kilómetros de carrera a pie. Todo un reto para los que se atrevan a realizarlo en El Puerto de Santa María a principios del próximo mes de octubre.

Datos todos ellos que se conocieron oficialmente en las Bodegas Osborne, que acogieron la presentación de la segunda edición del Triatlón BMW Puerto Sherry. Un acto que contó con la presente de Ana María Doello, edil de Deportes del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María; Enrique López-Bosch, director general de Puerto Sherry; Conchi Illanes, directora de Byon Sports; Eugenio Osborne, gerente de BMW MoviJerez; David Sánchez, director del Centro Santagadea Sport Puerto De Cádiz; así como los triatletas Sergio Rodríguez y Raquel Salmerón, el paratriatleta Manuel Fernández Manzano y Susana Liboreiro, madre de Germán, un niño de 12 años afectado por ‘ataxia telangiectasia’ que hará por primera vez un triatlón.

Un deportista nato

Una de las grandes novedades en esta edición de la prueba es que contará con un reto solidario, el ‘Reto Germán’ de la asociación Aefat (www.aefat.es).

El gran protagonista es Germán Conde, un niño gaditano de 12 años afectado de ‘ataxia telangiectasia’, una enfermedad neurodegenerativa que afecta a unos 30 niños en toda España.

La asociación lleva varios años participando en carreras deportivas como el Maratón de Sevilla con algunos de los niños afectados para dar visibilidad a esta enfermedad y lograr un avance en la investigación, pero será la primera vez que uno de ellos haga un triatlón.

En su intervención, su madre ha destacado la «personalidad envidiable» de Germán, que pese a las limitaciones físicas derivadas de su enfermedad practica otros deportes tales como kick-boxing o surf adaptad. Este nuevo reto llega cargado de ilusión.