Pepe Szendrei, en una de sus visitas a la Ciudad Deportiva.
Pepe Szendrei, en una de sus visitas a la Ciudad Deportiva.
CÁDIZ CF

Un duelo de gratos recuerdos para el cadismo

El Cádiz CF recibe al Málaga en el Estadio Ramón de Carranza en un apasionante compromiso liguero
Por  17:02 h.

Seis partidos para finalizar la competición en la categoría de plata de nuestro fútbol y vaya partidazo, en grado superlativo, el que veremos en el Ramón de Carranza. Un Cádiz CF-Málaga siempre nos recordará aquel encuentro de principio de los 90 donde los gaditanos se quedaron en la élite y el conjunto malacitano descendía a Segunda. Difícil olvidar el semblante de futbolistas que marcaron una época brillante en los amarillos como Szendrei, Carmelo, Oliva, Raúl Procopio, Mágico González, Juan José y un largo etcétera que jamás se irán de nuestra mente. Retransmití aquel partido con los últimos minutos a nivel nacional en ‘El Larguero’, con Roberto Gómez en el inalámbrico, y recordarlo se me ponen los vellos de punta. Han pasado muchos años, pero dos clubes del historial de estos andaluces tienen mucho que decir.

Por cierto que recuerdo igualmente que desde la capital de España uno de los grandes jefes me llamó la atención en una de las reuniones a la que tuve que asistir. Y he de reconocer que llevaba más razón que un santo aunque a uno no le gustase. Me dio las quejas de la cantidad de llamadas telefónicas que se recibieron desde la Costa del Sol y Málaga capital tras escuchar a nivel nacional los momentos finales del encuentro. No fui lo imparcial que la profesión periodística exige. A raíz de aquello intenté mejorar ostensiblemente en mi trabajo.

Para este encuentro, los cadistas no podrán contar con Rennella, que tendrá que cumplir un partido de sanción por acumulación de cartulinas. No olvidemos que del Extremadura vino con tres tarjetas más las dos que ha visto jugando con los de Álvaro Cervera. En todo caso, el técnico del equipo cadista no tendrá problemas porque dispone de varios futbolistas para esa demarcación, y será, a priori, Manu Vallejo el que probablemente regrese al titular si llega totalmente recuperado de los problemas físicos que padecía. Lo que mucha gente se sigue preguntando es cuándo jugará Brian Oliván, inexplicablemente presenciando los partidos desde el graderío.

Hay mucho ánimo en la entidad cadista, que comenzó las sesiones de trabajo el pasado miércoles, por disputarse el partido en lunes. Vienen cuatro enfrentamientos muy complicados de los que, presumiblemente, se puedan sacar conclusiones claras respecto a si se disputará o no el ‘play off’ de ascenso. Ante Málaga en casa y posterior salida para jugar ante el Deportivo de la Coruña, lo dicen todo. Aunque lo peor llegará en la segunda mitad del mes, o al menos si nos referimos a la posición que ocupan en este momento los rivales en la tabla; ni más ni menos que Osasuna y Granada, o lo que es lo mismo, los dos equipos que actualmente lideran la clasificación con un puesto de ascenso directo.

Lo que está claro es que el Cádiz CF tiene que arriesgar, argumento necesario para ganar el partido. Una derrota ante el club malacitano supondría un paso atrás importante y significativo, porque encima te adelantan los malagueños en la clasificación. Ganarles sería dar un paso adelante y puede que hasta decisivo para la clasificación final. Una victoria elevaría considerablemente la moral y te separas de un Málaga que casi toda la temporada estuvo por delante. El empate te permitirá seguir peleando y soñando con el objetivo final. Insisto, es importante arriesgar, pues con el incondicional apoyo del público puedes ganar más que perder las opciones.

En definitiva, soñar no cuesta nada, y aunque esto es algo con lo que también cuenten los malacitanos; lo que es seguro es que se vivirá un apasionante encuentro tanto en el campo como en la grada. Que gane el mejor, y que sea nuestro Cádiz CF.