Fali en un saque de esquina con jugadores rivales
Fali en un saque de esquina con jugadores rivales
Cádiz CF

La pizarra del Cádiz CF 0-2 CD Tenerife

La roja a José Mari marca un partido que no existe desde que los amarillos se ven obligados a jugar tanto tiempo con diez
Por  8:45 h.

Expulsión, adiós partido

Todavía estará pensando Álvaro Cervera cómo es posible que su equipo se quede con diez jugadores pasados veinte minutos, jugándose un ascenso, con el esfuerzo titánico que están haciendo sus jugadores y con un partido en casa que debes sacar adelante.

El propio José Mari también estará a esta hora pensando qué paso para que se pasara de frenada y pisara el tobillo de Aitor Sanz. La intención de José Mari seguramente no fue esa pero al final poca discusión puede haber en una expulsión que marca y condiciona cualquier análisis del partido. Porque a partir de ahí, lo de los amarillos es un quiero y no puedo, con decisiones que solo Cervera conoce, como no sacar a Alejo o quitar antes a Lozano que estaba con molestias. Lo que está claro es que lo de Tenerife no puede volver a pasar si el Cádiz CF quiere subir.

1. Un once similar al de siempre

Álex y Salvi volvían al once titular de un Cádiz CF que era más o menos el de siempre en cuanto a su formación y el dibujo. Solo la titularidad de Jurado, van tres consecutivas, era la nota distinta del once tradicional de este equipo durante la temporada. El partido no comenzaba mal para los amarillos que por momentos era dominadores y había llegadas a las áreas. El Tenerife también se animaba a pisar el área de Cifuentes y dejaba a las claras que el choque iba a estar muy entretenido.

El partido transcurría dentro de la normalidad de un choque de poder a poder y con dos equipos buscando la victoria. Los amarillos bien posicionados esperaban los destellos de un José Manuel Jurado que tuvo una buena ocasión con un lanzamiento a puerta.

2. Roja y a sufrir

Una entrada a destiempo de José Mari lo cambió todo. El jugador era expulsado y el Cádiz CF se veía obligado a jugar más de 70 minutos con uno menos, una barbaridad teniendo en cuenta el poco descanso entre partidos y la exigencia física.

Por momentos el Cádiz CF aguantaba bien al rival pero en cuanto el Tenerife cogía la batuta del choque los amarillos no la olían y por ende las ocasiones llegaban. En un centro lateral que se paseaba Dani Gómez hacía el primero justo antes del descanso. Mazazo en todo regla para los amarillos, peor imposible.

3. Muchos cambios sin efectos

Cervera metía a Nano y Álvaro Giménez por Lozano y Jurado. El técnico buscaba más mordiente arriba pero Alejo y su desparpajo se quedaban en el banquillo, en una opción interesante viendo cómo se ponía el partido y como se iba a poner con la primera acción de la segunda parte. Golazo de Dani Gómez con un remate de cabeza perfecto al otro palo de Cifuentes.

El panorama se planteaba más crudo que nunca. Alex jugaba en el centro del campo de un Bodiger que luego saldría por Pombo. Salvi se quedaba primero en la izquierda con Álvaro en la derecha, aunque el sanluqueño acabaría de lateral zurdo tras el cambio de un cansado Espino. Sergio González tenía sus primeros minutos tras el confinamiento aunque el partido era un solar para el Cádiz CF.

Solo algún atisbo de coraje ponía en aprietos a un Tenerife que pudo marcar dos más. Para olvidar también los minutos finales de Alberto Perea, a años luz de un Pombo mucho más enchufado que el manchego.