Machís no pudo evitar el tropiezo del Cádiz CF en Elche.
Machís no pudo evitar el tropiezo del Cádiz CF en Elche.
CÁDIZ CF

Piedra en el camino

El Cádiz CF vio truncada su progresión tras caer de manera inesperada en Elche
Por  13:52 h.

Amarga piñata de Carnaval padecieron las huestes cadistas en tierras ilicitanas, con una inesperada derrota que ha venido a truncar esa esperanzadora sucesión de victorias encadenadas. Piedra en el camino que ha de tomarse como un mero tropiezo, un paréntesis sinuoso en el enderezado sendero que, con paso firme, fortaleza en el juego y ánimo renovado, el Cádiz CF emprendió cinco jornadas atrás.

Perplejidad y estupefacción para una hinchada que vio cómo el único disparo a puerta que realizó el rival en todo el partido, supuso el tanto de la victoria. Horma del propio zapato que, en esta ocasión, nos tocó padecer.

Dado que ambos conjuntos evitaban el protagonismo en la circulación del balón, el juego se convirtió en una sucesión de pugnas aéreas y de anticipación en segundas jugadas, en cuyos duelos casi siempre resultábamos perdedores. En esas disputas se echó en falta el poderío de los ausentes Lekic y Garrido, y en ellas se empezó a fraguar una cierta iniciativa por parte del Elche. Hasta que consiguió el gol, que vino de la única manera posible y mediante el conducto antes indicado: tras ganar un balón por alto en el área, el rechace es aprovechado por un segundo jugador que bate a Cifuentes de certero disparo.

Después, el panorama se redujo a la manifiesta impotencia de los amarillos para traducir en ocasiones de peligro su
prolongada superioridad numérica. Rehén de su obsesiva búsqueda de la velocidad, el Cádiz CF vio cortadas sus vías de penetración cuando los locales se atrincheraron atrás y cedieron el campo y el esférico a los gaditanos. Y a pesar de que éste se basculara con cierto criterio de banda a banda, en ningún momento se rompieron líneas a través de un pase filtrado, una pared o un regate. Por lo que, salvo la ocasión errada por Álex, el cómputo ofensivo generado resultó enojosamente baldío.

Preocupante situación, a la que urge poner remedio con diversas alternativas en el juego, pues muchos serán los equipos que nos planteen un escenario similar en lo que resta de temporada.