Querol celebra el gol en Oviedo con Iza y Salvi, en presencia de Edu Ramos
Querol celebra el gol en Oviedo con Iza y Salvi, en presencia de Edu Ramos
CÁDIZ CF

Al asalto

El Cádiz CF busca otra gran hazaña en un ilusionante 2020
Por  10:00 h.

Con suma expectación y repleta de esperanza, la afición cadista palpita su entusiasmo ante la inminencia de la reanudación competitiva. Una segunda vuelta que inaugura su calendario con la cita vespertina del sábado, en la berciana y templaria Ponferrada, donde nos espera un rival aguerrido, equilibrado y difícil de batir, cuyo último zarpazo lo perpetró, ni más ni menos, que en feudo del archifavorito Girona.

Partido que abrirá un ilusionante 2020, año en el que tanta confianza se tiene depositada y del que se desea que, arribadas las postrimerías de sus cálidas calendas primaverales, se erija en recordado referente de otra gran hazaña del Cádiz CF. Apoteósica meta, para la que se parte en este mes de enero desde una situación privilegiada, con distancia sustancial de los perseguidores y con la fundada sensación de contar con un equipo férreo y compensado, que trasmina cohesión, esfuerzo y solidez en su despliegue sobre el campo.

Pero si ambicioso es el reto encomendado, más arduo y complicado será el camino que conduce hasta su logro. Por si cupiera alguna duda, sirva lo ocurrido frente al Numancia como explícito aviso de la dureza y la igualdad existente en esta Segunda División, en la que cualquier conjunto, a menos que te descuides un ápice, es capaz de endosar un disgusto mayúsculo.

Inesperada derrota que apareció como lógica consecuencia de una lamentable sucesión de errores inusuales, con la fatalidad añadida de que cada error cometido se pagaba con el carísimo precio de un gol del contrario. Inhabitual circunstancia, que debe quedar en el irritante territorio de la anécdota dolorosa y que ha de servir como ejemplo de lo que no puede suceder. Un objetivo del ascenso, para cuyo logro será necesario que cese por fin esa exasperante sangría de lesionados, que en este decisivo tramo del campeonato tanto puede mermar el verdadero potencial de la plantilla, y que jugadores llamados a desequilibrar con su calidad encuentren, de una vez, el estado de forma deseado. Los pilares que catapultan a la gloria se asentaron con firmeza. Nos queda su asalto definitivo.