Los seguidores del Cádiz CF no podrán animar a sus jugadores ante el Rayo Vallecano.
Los seguidores del Cádiz CF no podrán animar a sus jugadores ante el Rayo Vallecano.
CÁDIZ CF

A las 4 en los bares

No se puede entrar en Carranza, pero nadie ha prohibido que se pueda aglomerar la gente a ver el partido en un bar
Por  12:53 h.

No se puede entrar en Carranza, pero nadie ha prohibido que se pueda aglomerar la gente a ver el partido en un bar. Incluido los aficionados del Rayo, a los que hasta el momento nadie les ha prohibido venir a Cádiz. Igual sale Tebas ahora y nos dice que si vamos al bar tenemos que guardar un metro de distancia entre unos y otros.

La medida es para dos semanas. Confiamos plenamente en el sol y el buen tiempo que dicen que calma el virus. Pues que sepa Tebas que el domingo a las 4 de la tarde en las gradas de Carranza hace tela de calor, que tampoco hacía falta jugar a puerta cerrada. Que más peligro tiene a esa hora un bocadillo de tortilla con mayonesa que el virus de marra. En fin, como siempre, medidas grandilocuentes y de cara a la galería, porque en los aledaños del Carranza habrá gente y seguro que muchos van en autobús. Aunque igual el autobús lo paran porque el virus se marea con los frenazos.

Hablando de lo deportivo llega el tramo de liga que Luis Aragonés decía que era crucial estar bien. La hora de que el equipo recupere la sensación de solvencia. De que pierda el miedo a perder que le atenaza más en Carranza que fuera. De que los goleadores vean puerta con claridad. De que los nuevos aporten más. De que Jurado de un paso al frente de una puñetera vez y entre en la dinámica del equipo. De que José Mari no se nos refríe siquiera. De que Álvaro Giménez sea ese goleador que nos han vendido y no un nuevo caso Loreto (el delantero que vino, no lo del agua). De que la defensa esté concentrada y no cometa fallos groseros que nos cuestan goles.

En definitiva es la hora de los futbolistas. De demostrar que uno se ha hecho futbolista para esto y no salir luego hablando de “la presión, la ansiedad…” Que la ‘pelotita’ entre y se cumpla el objetivo del ascenso, porque es el objetivo sí o sí ahora, es cosa de los que visten de corto. La oportunidad es histórica y solo ellos pueden hacer que la historia sea de éxito y no de fracaso. No es una cuestión de meter presión, es una cuestión de lógica deportiva. Tienen que ser conscientes de que esto está en sus manos y de que se hicieron futbolistas para cotas así, todo lo demás, milongas.

También es hora de que no suframos contratiempos, en forma de VAR o decisiones arbitrales, y que el equipo lo acuse. En la fortaleza mental para que eso no pase, en la ambición, también está parte del éxito. Los partidos que quedan no van a ser un paseo triunfal y deben saberlo, y también deben saber sobreponerse a las circunstancias. Más que nunca es la verdadera hora de la LLNSN. Y gran parte pasa por ganar este domingo. Por lo civil o por lo criminal, que diría el Sabio de Hortaleza.