El presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa.
El presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa.

Cádiz CF

Y en mitad de todo, un Rayo

El club madrileño entorpece el fichaje de Lozano y complica la salida de Brian, por el que ni se acercaría a pagar lo que pide el Cádiz CF

Por  13:32 h.

No le están siendo fácil al Cádiz CF hacerse con los servicios del Choco Lozano, como tampoco le está siendo fácil soltar el lastre (para Álvaro Cervera) de Brian Oliván. Y no le está resultando sencillo al director deportivo por la aparición de otro club de Segunda como es el Rayo Vallecano.

Si el conjunto madrileño apareció el año pasado como el equipo que facilitaba la salida más que rentable de Álvaro García, que apenas ha sido un jugador más este año en el cuadro vallecano pese a haber sido el fichaje más caro de la historia del club madrileño, este año está apareciendo para torpedear la llegada de Lozano y enquistar más aún la probable salida de Brian Oliván, al que el entrenador del Cádiz CF no lo quiere ver ni en pintura pese a que por él se interesen clubes recién descendidos como el Rayo o el propio Girona.

Como aún dolido por la desmesurada compra de Alvarito, el presidente del Rayo Raúl Martín Presa está moviendo bien los tiempos y es, dentro de la negociación con el Cádiz CF, el que lleva la voz cantante. Claro está que para que ello esté siendo así se vale de las desacertadas y continuas palabras de Álvaro Cervera sobre un jugador de mucho más valía de lo que finalmente tendrá por culpa, entre otras cosas, a las declaraciones de un entrenador que ha proclamado a los cuatro vientos que Brian no tiene nada que hacer en el Cádiz CF mientras él sea el que manda en el banquillo.

En estos momentos, Rayo Vallecano y Cádiz CF discuten por Brian Oliván. Como es sabido, Paco Jémez acaba de quedarse solo con un lateral zurdo, Akieme, tras la venta al Betis de Álex Moreno. Para más inri, al entrenador canario no le agrada Akieme y por eso mismo desde la dirección deportiva vallecana rápidamente se han puesto a buscar laterales zurdos. Al que más cerca tienen es al del Levante, Antonio Luna, peroel fichaje de este no tiene porque significar el descarte de Brian. Eso sí, la llegada de Luna le dará aún más fuerza a Presa, que a sabiendas de que no Brian no cuenta no se le pasa por la cabeza ni acercarse siquiera al medio millón de euros que el Cádiz CF pide por su jugador.

En esta operación, el Rayo, que parte con la ventaja de contar con más tiempo y menos urgencias, quiere meter a Akieme, un jugador que acaba de salir del filial rayista y que apenas cuenta con experiencia. Aunque en estos momentos Cervera cuenta con el pacha Espino, ya que ignora a Rhyner como lateral tal y como le sugieren desde el club, la llegada de Akieme sería un mal menor ya que mataría a dos pájaros de un tiro puesto que por un lado se quitaría de encima a Brian y por el otro contaría con otro lateral, algo con lo que no contaba.

No obstante, la operación económica no dejaría muy satisfecho al Cádiz CF, que hace tres veranos pagó 500.000 euros por Brian al Granada. Por eso mismo, el Cádiz CF se guarda la opción de poder ceder a un jugador que está que echa humo tras ver como su club lo sigue reteniendo pese a no contar para el entrenador.

Los roces entre Rayo Vallecano y Cádiz CF no se quedan ahí. Y es que el nombre del Choco Lozano seduce bastante también a Paco Jémez. Aunque el jugador hondureno prefiere el Cádiz CF, es el Rayo el que está más fuerte para hacerse con él y, en caso opuesto, podría encarecerle bastante la operación al club gaditano, que negocia con el Girona una cesión mientras que el Rayo está dispuesto a pagar un traspaso. Lozano llegó al Girona después de que el club catalán pagase al FC Barcelona 1,7 millones de euros y como es normal el Girona busca hacer negocio con un delantero apetitoso. En el caso de que finalmente recale en el Cádiz CF, la oferta del Rayo provocaría con toda seguridad que ahora el club de Vizcaíno tenga que pagar de préstamo por el jugador.

Y de un club a otro, el Girona, que también busca lateral zurdo. En este caso, la opción de Brian también se abriría en la operación de Lozano, aunque en este caso Cervera se quedaría sin lateral zurdo. Cada vez queda menos para el 2 de septiembre y los teléfonos y los fax no descansan.