Manuel Vizcaíno despedía a Enrique Labrador el pasado mes de marzo.
Manuel Vizcaíno despedía a Enrique Labrador el pasado mes de marzo.

Cádiz CF

Vizcaíno: “Pina no recuperará los poderes mientras yo sea presidente”

El presidente del Cádiz CF dice que Cervera seguirá en el banquillo "pase lo que pase en Lugo"

Por  21:41 h.

Abrió las tertulias del Ateneo este lunes el presidente del Cádiz CF Manuel Vizcaíno, que en su primera intervención antes de someterse a las preguntas de los presentes manifestó que hablaría con el freno de mano echado debido a la presencia de los medios de comunicación. Y la verdad, que para tenerlo echado, apenas se calló una.

De entrada dijo que “se están cumpliendo los objetivos que me marqué cuando se acometió la locura de coger un equipo en un Segunda B y en liquidación y con la deuda que tenía”. Reconoció que “no está siendo el mejor año” pero adelantó que “este año la deuda neta con la que el Cádiz CF va a terminar la temporada será de un millón de euros neto”, dijo antes de recordar que cuando llegaron la deuda se aproximaba a los 20 millones de euros. “De todo esto, todos somos partícipes”, declaró generalizando las felicitaciones.

Más allá de que entre o no la pelotita, Vizcaíno valora la política de gestión que su entidad lleva por bandera. “Lo importante es que el crecimiento sostenible aguante los años en los que el equipo no esté bien en lo deportivo. Así debe ser hasta llegar a Primera, que no será ni mañana ni pasado pero sí que se conseguirá desde el crecimiento sostenible”.
Dicho eso, abrió el turno de preguntas. A la primera que se enfrentó fue a una en la que se le pidió que opinase sobre la plantilla realizada por Cordero. “Yo no calificaría la plantilla como peor que la del año pasado porque sería injusto. Lo que está claro es que algo se ha hecho mal por el rendimiento actual que está dando”, respondió en su primer ‘muletazo’.

¿Hay dinero para traer a un delantero?, escuchó Vizcaíno, a lo que contestó que  “el Cádiz CF tiene capacidad financiera para reforzar la plantilla, además de para reducir el déficit y ampliar el límite salarial”.

Acto seguido dijo que su relación con la plantilla “es la que tiene que tener el presidente con el entrenador y sus jugadores”. En este sentido, manifestó que que “hay cosas que están pasando como en los tiempos en Segunda B, calcadas”, apuntó sin ahondar más en su comentario. En todo caso, aseguró que “los jugadores son muy profesionales y han sabido abstraerse de los continuos rifirrafes (entre Pina y él) porque son del Cádiz CF”.

De la misma forma, niega que entre Cervera y él hubiera una discusión durante el paseo previo al partido en Almendralejo con Salvi como fondo de discusión. Y afirmó con rotundidad que sí se ‘wasapea’ “con todos y cada uno de los jugadores” sin importarle que pueda molestar al entrenador, entre otras cosas, dijo, porque no cree que deba molestarse.

Recordó que mantiene un contencioso con el representante Joaquín Vigueras (agente de muchos de los jugadores del Cádiz CF) así como que considera amigo suyo a Juanma López, representante de Álex Fernández, jugador con el que no termina de llegarse a un acuerdo de renovación. En el mismo sentido, aclara que mantiene excelentes relaciones con el Granada, club al que aún se le debe parte del traspaso de Brian. Lo que tiene claro es que “si un representante ha cobrado de más se lo voy a decir porque defiendo los intereses del Cádiz CF”.

“Cervera tiene todo mi crédito”

Vizcaíno aseguró que Álvaro Cervera seguirá en el banquillo “pase lo que pase en Lugo”. E insistió que tiene todo su crédito. “Pase lo que pase en Lugo con Cervera no va a pasar nada” con Cervera, repitió.

Aunque no se adentra demasiado en su conflicto con Pina sí que tuvo que recibir muchos recados de aficionados en torno a un tema que a muchos interesa. “El enfrentamiento entre Pina y yo podía afectar al club y decido prescindir de Cordero. Y Arias reunía las cualidades para ser director deportivo”, explicó para argumentar la marcha de uno y la llegada de “un hombre de confianza de Monchi”.

Salió a flote el interés del grupo norteamericano por las acciones de Pina. “Los norteamericanos quieren venir pero antes quieren tranquilidad. (la negociación) no ha ido ni para detrás ni para delante pero todavía no han venido”, informó. Lo que sí dijo es que ese supuesto grupo se sentaría con Pina para comprarle sus acciones.

Sobre Pina no dijo nada de lo que ya se supiera. “Siempre he ido avanzando que no íbamos a estar juntos y siempre he tendido la mano incluso firmando un pacto de socios. Siempre tendré la mano tendida pero no para llegar a un acuerdo porque ya he dicho que no seguiremos juntos nuca más”.

Y por si había alguna duda: “Pina no va a recuperar los poderes mientras yo esté de presidente. Dentro de la operación Libero hay prácticas no recomendables para gestionar un club”, reflexionó como motivo por el que termina de cortar con el murciano.

Fue preguntado acerca de su imputación en el caso Invercaria y negó que las situaciones puedan ser parecidas. “No me cambio por Pina. Lo que tengo claro es que si me hubiera pasado a mí lo de él, hubiera dimitido de todos mis cargos . Lo mío no tiene nada que ver con el fútbol ni me han privado de la libertad ni nada parecido. Es un caso que tengo en la audiencia de Sevilla y donde sigo defendiendo mis derechos, pero en todo caso no está relacionado con el fútbol”.

Ya en un perfil más deportivo habló de la competición del ‘ko’. “Lo mejor es que nos ha servido para cambiar la dinámica. Pero hasta ahora la Copa nos ha costado el dinero. Sin embargo el año pasado si que fue rentable. Y mucho”.

Al hilo copero, avanzó que “los socios no pagarán contra el Espanyol”.

Sobre la carta de unidad de Pina fue sarcástico aunque sí que la leyó en los medios. “No tengo Instagram, pero cada uno es libre de hacer lo que crea conveniente”.

Para despedirse manifestó que “el proyecto (el suyo) es independiente y es de los cadistas y para que el dinero se quede en el Cádiz CF”