Manuel Vizcaíno, durante la tertulia en el Beach Club Potito.
Manuel Vizcaíno, durante la tertulia en el Beach Club Potito.

Cádiz CF

Vizcaíno: “Cuando llegamos había una deuda de 20 millones que ahora son cinco”

El presidente del Cádiz CF asegura que en su club "se va a acabar ya los dos discursos y las 'navajás' traperas"

Por  17:21 h.

Sin duda, la venta de Alvarito ha venido muy bien a las arcas del Cádiz CF, que según su presidente tiene una deuda en estos momentos de “alrededor de los cinco millones netos que cuando acabe la temporada será de algo menos”. Buen trabajo el realizado por su directiva, que cuando llegó se encontró “con una deuda superior a los 20 millones”, según ha apuntado en Deportes COPE Cádiz.

Esta buena gestión hace que la sensación que se tenga es que cada vez que pasa el tiempo más se le quiere en el entorno del club, algo de lo que Vizcaíno difiere. “Yo creo que nunca me ha dejado de querer la gente”. Y eso, a pesar de la pancarta que se le pide la dimisión desde fondo sur. “La pancarta no es sólo anecdóctica, sino que cuando la policía me pregunta si la quita yo le digo que no porque el que la pone sabe porque la pone”.

La buena marcha en lo económico del club hace que la renovación de Álex pueda estar más cerca. “Su renovación es una prioridad, pero tenemos una política que no nos vamos a saltar. Álex se quiere queda, ahora solo hay que encontrar el camino que nos beneficie a los dos teniendo claro que si no eres equilibrado puedes poner en peligro la entidad con inestabilidad”.

El Cádiz CF de esta temporada ha llegado a los 16.000 abonados, algo que no le preocupa en exceso porque cuando él vio al Cádiz CF antes de hacerse con sus riendas “había 3.000 personas en la grada de un estadio de 20.000. La gente está contenta”, comenta.

La semana pasada se habló de la posibilidad de un Carranza sin humo, una medida que no considera que deba tomarla él. “Eso dependerá de los abonados”, contestó.

Haec un año aventuró que Pina y él no seguirían juntos y pasado ese tiempo se reafirma pese a que ha sido la Operación Libero la que ha sacado a su socio de la gestión. “Le deseo lo mejor en el asunto que tiene pero ahora mismo no estamos juntos en la gestión. Quiero un Cádiz CF que crezca con estabilidad, sin ‘navajás’ traperas, ni desestabilidad internar, que busque el interés del Cádiz CF y no el de cada uno. Ya se van a acabar las especulaciones, las bicefalias, los dos discursos.. Todo eso se va a acabar ya”, apostilló.