La anterior plantilla del Cádiz CF en un entrenamiento en El Rosal
La anterior plantilla del Cádiz CF en un entrenamiento en El Rosal

Cádiz CF

Un nuevo Cádiz CF a base de los errores y la exigencia

Una plantilla al estilo de Claudio y que ya reflejan los cinco primeros fichajes: carácter, compromiso, trabajo y calidad

Por  11:47 h.

Claro que es importante levantarse tras caer, pero al hacerlo hay que saber porqué se ha caído. Y tras el batacazo, uno más, del Cádiz CF en el pasado ‘play off’, toca el momento de pararse, asumir errores y emprender un nuevo rumbo con los fallos del pasado en la mochila para que siempre estén presentes y nunca se olviden.

Ésta parece ser la premisa de entrada de Manolo Vizcaíno, Claudio Barragán y los ‘amigos’ de ambos, construir un nuevo Cádiz a partir de la caída y su posterior asunción de fallos.

Y es que a cualquier analista que se le pregunte, incluso al propio Claudio, aprecia que han sido detalles notables los que han faltado en una fase de ascenso a la que el Cádiz llegaba con mayor fiabilidad que nunca y sin dar demasiados avisos de lo que podía pasar.

Por eso Claudio sabe que ante sí necesita un equipo a su imagen y semejanza, basado en el carácter y la exigencia, el compromiso, el trabajo y los destellos de calidad de algunos de sus jugadores. Nota de todo ello pueden ser los cinco primeros fichajes del curso, jugadores sin demasiado nombre pero que pueden ser imprescindibles a la hora de formar un grupo compacto, sin fisuras y con mucha hambre de éxitos.

Jugadores que no se arruguen

La maldita presión ha sido uno de los condicionantes que más han perjudicado al Cádiz durante la fase de ascenso. El conjunto cadista de Carranza ante el Oviedo fue otro diametralmente opuesto al que se vio siete días antes en el Carlos Tartiere. La escuadra cadista se ha visto maniatada y encogida por sus rivales con jugadores incapaces de dar más de dos pases seguidos, inseguros a la hora de tener el balón en sus pies.

En este sentido, Claudio sabe que necesita un líder en el césped, algo que no ha tenido la pasada campaña. A falta de que sea un jugador de campo, el meta recién fichado Alberto Cifuentes, cumple con sus 36 años ese rol.

Sentir el exigente escudo cadista

La palabra que mejor define lo que quiere Claudio de su nuevo equipo es compromiso. No es que la anterior plantilla no lo tuviera, ni mucho menos, pero quizás sería más interesante confeccionar una plantilla de menos cedidos por el Granada (ello no quita para que el amigo Quique Pina siga ayudando), y más jugadores pertenecientes a la entidad cadista. Ello produciría para empezar que a final de temporada no hubiera una desbandada o que algunos jugadores se “distrajeran” pensando en sus respectivos futuros, sabedores que independientemente de lo que pase con el Cádiz, ellos tendrán el “parné” asegurado en categorías superiores.

De ahí que desde el club se estén buscando jugadores que pueden demostrar su calidad con un nombre que les pese menos y un pasado que no les haga sombra. Son los casos de Cristian Márquez, Juanjo o el propio Salvi, los tres tienen más que dar por delante de lo que han dado hasta ahora.

La camiseta, el mono de trabajo del Cádiz CF

«Tenemos que correr como un equipo pequeño». Sin lugar a dudas la premisa y frase más repetida por Claudio desde que aterrizó en el banquillo del Cádiz. Le costó que los jugadores lo asumieran pero al final lo consiguió. Durante la temporada se vio ese Cádiz que arañaba cada pelota, algo que se desvaneció en el ‘play off’, sobre todo en San Mamés donde la actitud fue desastrosa.

Recordando eso, Claudio busca ese perfil de jugador que se remangue en el fango y que a la vez aporte trabajo colectivo y de grupo. Futbolistas como Garrido, por el que el técnico va a pelear para que se quede, y otros como el recién llegado Juanjo, un jugador fiable atrás y que trabaja a destajo en defensa. El técnico no quiere ‘figuritas’, en Segunda B la intensidad es clave.

La clase está en las botas

Lógicamente, la calidad es lo que marca la diferencia en todas las categorías. Seguramente muchas veces la calidad va ligada al nombre y por ahora en esta primera camada de jugadores fichados, poco de ella ha aterrizado en Cádiz. Salvi y Canario, sobre todo el segundo, tienen desborde, a la par que son irregulares y eso les hace restar puntos.

Aun así, la calidad se hará de rogar pero viendo quien está detrás del proyecto del Cádiz seguramente llegará. Papel fundamental estará también en los jugadores que se queden, asumiendo que Jona hará las maletas junto a Villar, la presencia en el nuevo proyecto de jugadores como Fran Machado, Juanma Espinosa, Airam y Migue, puede ser importante para equilibrar el trabajo y lucha del grueso de la plantilla.