Juan Carlos Cordero presentó a Dani Romera y  Alberto Perea el año pasado.
Juan Carlos Cordero presentó a Dani Romera y Alberto Perea el año pasado.

Cádiz CF

Romera y Perea, ante una segunda oportunidad que les exigirá más

Ambos llegaron la temporada pasada procedente del Barça B y han realizado un año gris pese a la buena fama que les precedía

Por  18:23 h.

Álvaro Cervera les espera. Les sigue esperando. Llegaron el pasado verano procedente del FCBarcelona B, equipo con el que consiguieron el ascenso de categoría. Ha pasado un año y el filial culé ha descendido echando en falta los goles de uno y la calidad del otro. Todo lo que le han extrañado en el Mini Estadi casi que ha pasado desapercibido en Carranza este año. A pesar de todo, tanto uno como otro han dejado cositas en la retina por la que vale la pena seguir confiando en ellos.

Ese pensamiento es, al menos, el que impera en el Cádiz CF, desde su entrenador al director deportivo. No es para menos. Se apostó por ellos el año pasado y a ambos se le dará una segunda oportunidad pese a no merecerla demasiado. Eso sí, la paciencia se acabará agotando en el caso de que sigan sin funcionar.

Sus estadísticas no dicen mucho de ellos. En el caso de Dani Romera (Almería, 23/8/95) ha disputado solo 781 minutos en los que tan solo ha conseguido dos goles y una asistencia. Pese a llegar con la vitola de ser un matador del área, el almeriense tan solo ha disparado a puerta en 16 ocasiones. Sin duda, es de los dos el que más recelo levanta en una afición que se llegó a desesperar con él tras errar en un remate dentro del área pequeña del Albacete que pudo haber significado la consecución de los tres puntos. A su favor, o a modo de excusa, le puede servir que el sistema de Cervera, tras llegar del ‘tiki taka’ de La Masía, es lo más opuesto a lo que debe ser su fútbol. De hecho, nunca ha llegado a sentirse cómodo ni en la segunda línea de ataque ni en la primera. Habrá, pues, que confiar que en su segundo año a las órdenes del mismo entrenador se adapte definitivamente a lo que propone Cervera. Él, desde luego, se siente optimista después de comentar en ‘Diario de Cádiz’ que se marca el objetivo de marcar 20 goles la próxima campaña siempre y cuando le respeten las lesiones.

En cambio, su compañero Alberto Perea (Albacete, 16/5/90) ha dejado mejores sensaciones pese a compartir similares estadísticas puesto que ha marcado también dos goles en 981 minutos después de trece disparos a puertas y dar una asistencia. Sin embargo, la calidad del exazulgrana ha flotado varias veces en Carranza, estadio donde el fútbol arte se premia con creces. En el debe del manchego está el apartado físico, un hándicap que deberá sobreponerse a él sino quiere ver como Cervera acaba tirando la toalla con él.

No comenzó nada bien la temporada Perea. Es más, ni tan siquiera la empezó jugando después de ser operado de una apendicitis cuando el equipo se encontraba de pretemporada en La Manga del Mar Menor. Más adelante, el mediapunta fue entrando poco a poco en algunas convocatorias pero le costó la misma vida pasar a formar parte de un once en el que nunca se consolidó debido a un estado físico que estaba muy lejos al del resto de sus compañeros tal y como Cervera, que no dudaba de su extrema calidad, no tenía reparos en recordar en cada rueda de prensa que se le preguntaba.

A pesar de la la irregular campaña de ambos, el Cádiz CF, club con el que tienen contrato en vigor, está deseoso de que exploten de amarillo y se les brinda sin problemas otra oportunidad.