Pérez Pallas expulsó en la sexta jornada a Barral.
Pérez Pallas expulsó en la sexta jornada a Barral.

Cádiz CF

Pérez Pallas, un árbitro con números nada caseros

Ha arbitrado veinte partidos de Liga con solo seis victorias para los equipos locales

Por  18:37 h.

El partido que este domingo las doce del mediodía, correspondiente a la jornada 40 de Liga y que disputarán el FC Barcelona B y el Cádiz CF estará arbitrado por David Pérez Pallás. Pérez Pallás, que está adscrito al comité territorial gallego, estará acompañado en las bandas por Mateo Montañés y Díaz González. Está cumpliendo su sexta temporada en fútbol profesional y esta campaña pitó al Cádiz CF en la jornada sexta jornada ante el Numancia en el Ramón de Carranza.

De aquel encuentro, más allá del empate sin goles que se vivió en el estadio de la Plaza de Madrid, queda en el recuerdo la expulsión por doble amonestación que sufrió el delantero David Barral al filo del descanso y por el que sus compañeros tuvieron que luchar con un jugador menos durante todo el segundo tiempo para conseguir un punto que se celebró en las gradas como si fueran tres debido al derroche de esfuerzo que expuso sobre el campo el equipo de un Cervera que acabó el encuentro muy enfadado por el comportamiento de su jugador más adelantado.

El trencilla gallego Pérez Pallas es natural de Vigo y tiene 30 años. Como dato para el optimismo, dicho colegiado ha arbitrado esta temporada 20 partidos de Liga, de los cuales nueve han acabado con victoria del equipo visitante, cinco acabaron en tablas y otros seis con victorias de los equipos locales. Un dato que deja a las claras que, desde luego no es que se le pueda considerar un colegiado casero.

Además de los veinte encuentros que ha arbitrado en Liga también dirigió un partido en Copa y que enfrentó a la Cultural y Deportiva Leonesa ante el Valladolid y que acabó con otro triunfo visitante al golear los capitalinos 0-4.

Un borrón en Vallecas y otro en Tenerife

Durante esta campaña, el gallego ha estado en la diana del oviedismo después de su arbitraje en el pasado mes de enero en Vallecas en un partido que finalizó con empate a dos goles entre el rayo y el Oviedo y en el que colegiado gallego fue suspendido por el informador arbitral, el madrileño Vicente Egido Rozas, que consideró «error grave» el hecho de no expulsar a Carlos Hernández por su derribo a Manucho al borde del área.

Egido entendió que era una ocasión manifiesta de gol y que debió ser castigado con una roja, en vez de con una amarilla como ocurrió. Así que Pérez Pallas fue suspendido por una acción que benefició al Oviedo, un equipo, y especialmente su afición, que lo tenía en su punto de mira desde que la pasada campaña señalase en contra del cuadro carbayón uno de los penaltis más inexplicables que se han visto en los últimos tiempos y que condenaba al Oviedo en un partido con los puestos de ‘play off’ en juego.