Ortuño y Ángel dirimen este sábado un duelo de pistoleros en Carranza.
Ortuño y Ángel dirimen este sábado un duelo de pistoleros en Carranza.

CÁDIZ CF

Ortuño y Ángel: Tan iguales y tan distintos

El cadista es un ariete más potente y con una definición asombrosa; en cambio, el canario desequilibra por su aceleración en la última línea y su trabajo en la presión

Por  8:00 h.

Dos de los mejores delanteros de Segunda División. El humo de las pistolas se percibe desde la grada, y las armas se mantienen prestas a que sus dueños desenfunden. Ángel y Ortuño, con permiso de Roger y Joselu, dirimen un precioso duelo por el pichichi. El ariete del Real Zaragoza suma siete goles y el del Cádiz uno más. Mañana sábado se citan en otro duelo y esta vez en persona, en el ‘saloon’ Ramón de Carranza y con el único objetivo que perforar la meta contraria.

Curiosamente, ambos se conocen bien. Son buenos amigos y no dudan en elogiar sus virtudes. Iniciaron la temporada pasada en el conjunto aragonés, como rivales por un puesto que pronto entendieron que la unión hace la fuerza. El canario contaba con la ventaja de su currículum, con presencia en Primera (Tenerife, Levante y Eibar) y excelentes números en Segunda, especialmente en el Elche. Por eso el técnico Popovich le dio entrada desde el primer momento. Su competencia buscaba (busca) todavía su hueco, y en pocas semanas le demostraba al entrenador que merecía una oportunidad.

Compenetración

Ángel y Ortuño comenzaron a jugar juntos, y se entendieron a la perfección. Se compenetran perfectamente al tener características totalmente diferentes, y el uno complementa al otro. Pero en el banquillo se negaron a cambiar el sistema y al escorar al tinerfeño a banda se perdía su olfato goleador.

Lluis Carreras sustituía a un desafortunado Popovich y cerraba la puerta de la titularidad a Ortuño. Ángel era su referencia, y el murciano se quedó destrozado cuando anteponía a Dongou para que saliera desde el banquillo. Tal fue el enfado del ahora cadista que habló con su representante (Joaquín Viguera), con el club y el entrenador, y pidió su salida, cedido entonces al Mallorca.

En Zaragoza duelen sus goles porque no confiaron en él. Y por supuesto temen que mañana se tome la justa venganza y ajuste las cuentas pendientes. Los ex despechados son los que más daño hacen en este deporte.

El gol tiene nombre y apellido

Para dos delanteros imperiales, todos los caminos conducen al gol. Unos toman una senda en función de sus características y otros lo hacen por sus dotes y habilidades. Alfredo Ortuño y Ángel Rodríguez son dos de los mejores arietes de Segunda División, en pugna con Roger, Joselu y Brandón por un pichichi apasionante y sin dueño.

Son dos jugadores, excompañeros en las filas del conjunto maño, completamente diferentes. El del Real Zaragoza (1987) ya tiene un bagaje significativo con tres equipos en Primera y varias temporadas en la categoría de plata superando la decena de goles. Aceleración en la última línea para ocupar el espacio en el desmarque, trabajo en la presión y gol.

El del Cádiz CF aún mantiene su progresión y es difícil saber cuál será su techo. Es un jugador completísimo, que por físico reúne potencia y remate de cabeza pero además posee calidad y no falla ante la portería con una definición asombrosa. Con su actuación mañana en Carranza tendrán mucho que decir para decantar la balanza a favor de sus escuadras.

ALFREDO ORTUÑO (CÁDIZ CF)

Velocidad (3).                                                                                                                                                                                                               Ni mucho menos es lento, pero por corpulencia no puede correr más rápido.

Definición (5)
Uno de los fuertes del cadista. Define con una tranquilidad pasmosa en el mano a mano. Ocho goles, fallos mínimos.

Regate (3)
Con su calidad ha dejado detalles estelares, pero se pierde demasiado en ellos.

Gol (5)
Lo tiene. Es innato. Una facilidad para hacer gol con muy poco y desde cualquier posición, con la cabeza o los pies.

Desmarque (3)
Es más de bajar a recibir y asociarse en corto o de ir al área para cazar la pelota que de desmarques en profundidad.

Disparo (4)
Arma el tiro con su zurda desde cualquier posición con potencia y colocación.

Cabeza (4)
Por potencia y habilidad es también un buen rematador y va bien por alto.

Visión de juego (2)
Abre a banda y ve las jugadas pero no es un pasador sino un rematador.

Defensa (3)
Es el primero en ir a la presión y no para de correr durante todo el partido.

Potencia (4)
Uno de los arietes más potentes de la categoría. Fuerte y contundente al choque.

Experiencia (2)
Aparición muy discreta en Primera con el Granada. Despegando aún.

Estado de forma (3)
Momento dulce el del murciano, que ha marcado ocho goles, se siente fundamental y participa en todas las jugadas.

ÁNGEL RODRÍGUEZ (REAL ZARAGOZA)

Velocidad (4)
Tiene mucha movilidad y rapidez, aunque sobre todo destaca su aceleración

Definición (3)
Suma siete goles esta temporada. Aún así, es una faceta a mejorar. Es más de primer remate que de pensar.

Regate (3)
Desborda por velocidad y por desmarque más que por quiebros en seco.

Gol (4)
Tiene los mismos números que Ortuño en el último año natural aunque con más ocasiones. Otro goleador.

Desmarque (4)
Vive en la línea de los defensas, moviéndose para buscar el espacio y ocuparlo con un desmarque rápido.

Disparo (3)
Es diestro y posee buen golpeo pero casi siempre dentro del área.

Cabeza (2)
Pequeñito, no es su fuerte, ni para rematar ni para propiciar segunda jugada.

Visión de juego (3)
Tiene más calidad técnica que Ortuño y ya lleva cuatro asistencias de gol.

Defensa (4)
Típico delantero incordio que dificulta la salida de balón del rival.

Potencia (2)
Por condiciones físicas destaca más en rapidez y desmarque que en potencia.

Experiencia (4)
Ha jugado en tres equipos de Primera y hasta en Europa. Sin consolidarse, claro.

Estado de forma (5)
Enchufadísimo, en su mejor momento desde que llegó a Zaragoza. Goles, calidad y compromiso al servicio maño.