Juan Carlos Cordero habla con Martín José García Marichal y Enrique Ortiz antes de entrar en la sala el pasado viernes.
Juan Carlos Cordero habla con Martín José García Marichal y Enrique Ortiz antes de entrar en la sala el pasado viernes.

Cádiz CF

Nuevo golpe en los juzgados al Cádiz CF de Vizcaíno

La justicia vuelve a obligar a la entidad gaditana que abone a Juan Carlos Cordero por su despido nulo

Por  20:18 h.

Manuel Vizcaíno tendrá que pagar sí o sí. Bueno, visto así, tampoco es porque el que tendrá que endiñar será el Cádiz CF, empresa de la que el sevillano es el presidente y responsable directo del despido nulo a Juan Carlos Cordero que el Juzgado de lo Social número 3 de Cádiz dictaminó el pasado 29 de abril de 2019.

Como es sabido, Juan Carlos Cordero fue despedido del Cádiz CF en septiembre del año pasado, un hecho que el juzgado ha declarado nulo. En consecuencia, se le exigía al club gaditano que o bien indemnizara al afectado con las pagas que se le deben desde la fecha o bien fuera readmitido en la empresa, algo de lo que se discutió el pasado viernes 5 de julio.

En aquella mañana, el Cádiz CF, con Martín José García Marichal como abogado, se enrocó en argumentar que no podían readmitir a Cordero ya que se había contratado, como era obvio, a otro director deportivo en la persona de Óscar Arias. Para ello, el Cádiz CF de Vizcaíno no tuvo problemas en utilizar al secretario técnico Enrique Ortiz y al director general Santiago Pozas para que el primero hiciera un informe de lo más obvio al afirmar que no se entiende en un club la presencia de dos directores deportivos mientras el segundo ratificaba como cargo ejecutivo la elaboración de dicho informe realizado a petición de un consejo de administración dominado por el presidente. Este argumento, discutiblemente sostenible, fue el empleado por el Cádiz CF para no abonar las cantidades en concepto “de salario de tramitación igual a la suma de los salarios dejados de percibir hasta la efectiva readmisión”.

Tras cerca de dos horas dándole vueltas a un asunto meridianamente claro, el juez Francisco de Borja Derqui-Togores ha resuelto y obliga en su auto de ejecución al Cádiz CF a readmitir al trabajador con abono de los salarios durante el trámite de recurso de suplicación y desde la fecha de la sentencia (abril pasado).

El Cádiz CF, ahora,  puede optar porque trabaje o no durante dicho periodo, manteniendo la oligación de abonar los salarios así como el alta y la cotización a la Seguridad Social.

El Cádiz CF pretendía, y habrá que esperar a su recurso para ver si seguirá pretendiendo, resolver el contrato sin abonar la indemnización ni los salarios durante el recurso hasta seguir recurriendo escurriendo el bulto.