Jairo Izquierdo entrena en El Rosal en una sesión esta temporada.
Jairo Izquierdo entrena en El Rosal en una sesión esta temporada.

Cádiz CF

Los dos favoritos, entre algodones

Cervera mima a Jairo y Garrido, dos hombres claves para que el bloque funcione

Por  8:13 h.

Ya se sabe que Álvaro Cervera tiene dos jugadores intocables dentro de su equipo. El primero es Garrido y el segundo es Jairo. Y ambos tienen molestias en esta recta final de la temporada aunque los dos piensan, sino lo están haciendo ya, apurar hasta que el cuerpo diga basta. El vasco casi que las arrastra desde hace poco menos que un año de cuando se lesionó en la antepenúltima jornada de Liga en el Mini Estadi de Barcelona. El mediocentro ha estado casi toda la temporada entre algodones y han sido varias las jornadas que ha preferido no forzar para no romperse. En la misma tesitura se encuentra su compañeroJairo, de los atacantes, el preferido por Cervera dado el gran rendimiento que ofrece en tareas defensivas donde los Machís, Aketxe y compañía flojean algo más-

El caso es que para el encuentro ante el Extremadura Jairo iba a ser baja, precisamente, para que el canario pudiese descansar una semana antes de la batalla final en Gijón, donde se jugará el Cádiz CF la clasificación para el ‘play off’ de ascenso. Sin ir más lejos, el extremo zurdo, reconvertido a mediapunta o lateral debido a la irrupción de Machís, no había entrada en la pre-lista de convocados de 21 futbolistas que ayer dio Cervera antes de conocerse el trágico accidente de Reyes. Junto a la ausencia de Jairo también se encontraba la de los lesionados Mario Barco y Edu Ramos. El resto, todos para adentro antes de los tres descartes que tendría que haber hecho el entrenador.

Pero las cosas pueden cambiar debido al aplazamiento del encuentro y a los dos días más de reposo que tendrá Jairo para mejorar de sus molestias en el abductor sufridas esta semana. Además, las urgencias se le pueden presentar con casi toda seguridad a Cervera, que ya hace planes para no contar con Darwin Machís, que en el caso más que probable que su selección lo demande este lunes en la concentración de la Vinotinto para la Copa América no podrá estar ante el conjunto extremeño. Cervera debe meditar bien qué hace con Jairo y sin Machís. El cuerpo le pedía darle descanso para reservarlo para Gijón y los hipotéticos ‘play off’. También mima a Garrido puesto que sabe que su método funciona mejor con los dos bien.