Álvaro Cervera se abraza con Juan Sabas, exentrenador del Extremadura.
Álvaro Cervera se abraza con Juan Sabas, exentrenador del Extremadura.

Cádiz CF

Cervera, de poder ser despedido a tener que ser renovado en solo un año

El técnico cadista vivió en octubre de 2018 uno de sus peores momentos en el banquillo del Cádiz CF

Por  8:00 h.

Viernes 12 de octubre de 2018. Novena jornada de Liga de la temporada pasada. El Cádiz CF llega al campo del recién ascendido Extremadura, que ya es colista, tras solo haber ganado un partido de los ocho disputados, el de la primera jornada en Carranza ante el Almería. El resto empates (ante Numancia en Soria, Oviedo en Carranza, Albacete en el Belmonte y Nàstic en Carranza) y derrotas (ante el Mallorca en Palma, Alcorcón en Carranza y Tenerife en el Heliodoro). Esos números hacen que los de Cervera acudan al Francisco de la Hera con la urgencia de ganar para salir de los líos y, por supuesto, para que su entrenador saliese del atolladero.

La tensión aquella tarde era bastante pese a llevarse apenas ocho partidos disputados. De hecho, durante el paseo matutino que el equipo suele dar por la localidad de turno el entrenador Álvaro Cervera y el presidente Manuel Vizcaíno protagonizan una conversación subida de tono que no llega a mayores pero que deja en evidencia la relación que ambos mantienen.

El partido, que el Cádiz CF pierde 2-1 tras adelantarse en el marcador, no favorece a un mejor clima, pero Vizcaíno prefiere esperar a pesar de tener a un entrenador ya convencido. El tiempo de espera le dará la razón.

Un año después, Cervera ha pasado de estar en la mesa de tortura a la mesa de la renovación, donde en breve se citará con su entrenador para presentarle un primer boceto del nuevo contrato que deberá firmar en el caso de que las condiciones le sean óptimas aun entrenador que no mantiene una relación muy estrecha con su presidente.

365 días dan para mucho y hasta para que las palabras de un presidente se vuelvan en su contra. Porque no hace mucho Vizcaíno presumía de tener siempre a entrenadores sentados en el banquillo con mínimo dos años de contrato por delante para que así trabajen respaldados por la directiva. Pues bien, Cervera, que tiene al equipo líder en solitario, se aproxima al mes de enero acabándose su contrato y desde esa fecha será libre de poder negociar con cualquier otro club.