El Cádiz CF ha ganado todo lo que ha jugado en su estadio en este arranque liguero.
El Cádiz CF ha ganado todo lo que ha jugado en su estadio en este arranque liguero.

Cádiz CF

Carranza como antídoto al resbalón

La vuelta al estadio gaditano debe fortalecer la moral del equipo tras el bache sufrido el martes

Por  20:39 h.

Hay muchas frases hechas que debería cumplir un equipo que cuenta con el objetivo de estar arriba durante toda la Liga. A buen seguro que cada entrenador tiene sus prioridades a la hora de elegir un punto fuerte para su equipo, pero no cabe duda de que todos coinciden en señalar que para que las cosas vayan por el mejor de los caminos los partidos en casa se han de resolver con victoria en la gran mayoría de las veces. Hacer de un estadio un fortín y a raíz de ahí sumar puntos que se vayan rascando a domicilio es el secreto para que los objetivos más importantes puedan estar al alcance de la mano.

Pues bien, este axioma el Cádiz CF ha comenzado de la mejor manera posible. Tres de tres. Esa es la dinámica de victorias que ha ligado en este arranque liguero un equipo que el pasado martes se dio el gusto de pegarse un revolcón, de los malos, tras la goleada recibida en el Santo Domingo de Alcorcón.

La derrota ante el cuadro alfarero, la primera de la temporada a domicilio tras vencer en los campos de Mirandés y Racing de Santander, apenas se ha visto en el entorno como un resbalón sin importancia alguna. Además, la casera actuación del colegiado de dicho encuentro ha movido la dirección del foco hacia un trencilla antes que en la auténtica desconexión sufrida por un equipo que experimentó el cambio de hasta siete piezas.

La prueba de Cervera salieron de la peor manera y el Cádiz CF cuajó en Alcorcón el peor de sus partidos apenas tres días después de realizar el mejor, ante el Girona en Carranza. Producto de los cambios o no, el caso es que el once amarillo regresa a su fortín este sábado. Y Carranza, donde no ha perdido ninguno de los nueve puntos que se han puesto en juego, debe ser ese antídoto que todo paciente con ciertas necesita para volver a aclarar un panorama que no debió torcerse tanto el martes.

Para ello, además de una afición volcada con su equipo, Cervera volverá a contar con el mismo engranaje que le hizo ganar los cinco primeros encuentros de Liga y al que le dio, en su mayor parte, descanso el pasado martes.

De ahí que la vuelta de los Álex Fernández, Cifuentes, José Mari, Perea y Cala, unido a la visita de un Deportivo que llega con su entrenador Anquela en la rampa de salida, hace que la hinchada gaditana esté deseosa de poder celebrar la cuarta victoria consecutiva en Carranza, esa misma que le daría pleno derecho de acudir el siguiente fin de seman al Juegos Mediterráneos de Almería con opciones de retomar el liderato perdido en Alcorcón.

Para este encuentro, además del regreso de muchos de los hombres a los que Cervera dio descanso, se espera que la grada pueda volver a contar con Espino y Lozano, dos jugadores que fueron expulsados el martes y por los que el club ha recurrido a Competición.