Álvaro García y Salvi en un partido de la temporada pasada.
Álvaro García y Salvi en un partido de la temporada pasada.

Cádiz CF

El Cádiz CF vuela por las alas

Álvaro García y Salvi, en la mejor versión de ambos, se vuelven a convertir en el gran peligro ofensivo de los amarillos

Por  14:55 h.

Álvaro Cervera lo tiene claro: “No concibo un equipo sin correr, no tenemos ningún misterio”. Y que lo diga. Este Cádiz CF vuela pero lo hace por las alas, por las bandas.

El peligro amarillo tiene el nombre de Alfredo Ortuño en la punta de ataque, pero asistido en los extremos por un sanluqueño y un utrerano. Y es que ha quedado más que claro desde hace meses que el potencial ofensivo del Cádiz CF de Cervera tiene el nombre de Salvi y Álvaro García, sin olvidar lógicamente al delantero de Yecla.

Pero más allá de la capacidad infinita de crear peligro por parte de Ortuño, si Álvarito y Salvi están en su mejor versión, este equipo parece imparable. Cualquier entrenador rival siempre destaca de la escuadra amarilla el orden defensivo y la rapidez de sus bandas. 

El Zaragoza fue el último equipo en sufrir la capacidad ofensiva del Cádiz. Tanto en la izquierda con Álvaro, como el derecha con Salvi, fueron un quebradero de cabeza para un cuadro maño que ni supo ni pudo parar el poderío amarillo.

Más aún si cabe por la izquierda, ya que al buen momento de Álvaro se sumó el pasado sábado el de un Brian Oliván sublime. El lateral zurdo, muy presente en ataque, asistió incluso a Abdullah en el segundo tanto cadista. El ex del Granada y el utrerano forman ahora mismo una banda letal, con rapidez y precisión. Quizás no se puede decir lo mismo de Carpio, que aún no hizo un mal partido ante el Zaragoza, todavía parece que está lejos de su compañero en la otra banda.

Con todo, queda claro que las bandas del Cádiz CF siguen teniendo un gran protagonismo. Salvi ha vuelto a su mejor versión tras semanas irregulares y una lesión. Con él y Álvarito en la izquierda, este equipo vuela.