Manuel Vizcaíno junto a Rafael Contreras en una imagen de archivo. Foto: Cádiz CF.
Manuel Vizcaíno junto a Rafael Contreras en una imagen de archivo. Foto: Cádiz CF.

CÁDIZ CF

El Cádiz CF será pionero en utilizar las espinilleras inteligentes de Humanox Soccer

Estas protecciones están dotadas de sensores que recogen entre 25.000 y 50.000 datos brutos por jugador, y serán usadas por los pupilos de Cervera tras la reanudación del campeonato

Por  11:59 h.

«Los jugadores de la selección española de fútbol llevarán espinilleras inteligentes, dotadas de un sistema de sensores, fabricadas por la multinacional de origen gaditano Carbures, especializada en la fabricación de piezas de fibra de carbono. Carbures se ha convertido este año en proveedor tecnológico oficial de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), y por ello se ha volcado con el equipo nacional de cara al torneo que se disputa en tierra carioca». Este anuncio se hacía oficial poco antes de la disputa del Mundial de Brasil en el año 2014, competición de infausto recuerdo para el combinado nacional.

Ahora, seis años más tarde, el empresario gaditano Rafael Contreras abandona el proyecto el proyecto de Airtificial (originada tras la fusión de Carbures con Inypsa -precisamente, de Carbures fue fundador-), para centrarse de lleno en la firma Humanox Soccer. El objetivo queda claro: el desarrollo de espinilleras de fibra de carbono. Lo hará como cofundador de la firma y siendo uno de los autores de la idea.

Con Telefónica como ‘partner’ y la validación de Wayra (‘hub’ tecnológico internacional de Telefónica) esta plataforma tecnológica se encargará de monitorización de la salud y el rendimiento de los futbolistas en tiempo real. Lo hará en todas las escalas del deporte rey, no sólo entre los profesionales de esta manera.

Una apuesta en la que el Cádiz CF, el equipo de su tierra, toma parte. De hecho, el equipo del Ramón de Carranza será el primero en utilizarlas de aquí al final de esta atípica temporada. Su tamaño será normal y además serán muy ligeras, pero fabricadas con fibra de carbono. ¿Y dónde está el secreto? En el interior.

Estas espinilleras están dotadas de sensores que recogen entre 25.000 y 50.000 datos brutos por jugador. Datos que van desde la temperatura en los tres primeros minutos hasta la velocidad, la potencia del disparo, los golpes recibidos, el ritmo cardíaco… Y todo ello sin ser un dispositivo invasivo.

Ya están en fase de calentamiento e incluso Fali las llegó a probar para una entrevista en ‘El Mundo’ la semana pasada.

Además, y por si fuera poco, el Cádiz CF no es el único que se presta al proyecto. También se ha firmado un acuerdo con un club que milita en Primera. Es el caso de Osasuna, que las llevará a los niños de su cantera.