Carpio, Aitor, Moha Traoré y Brian, en un entrenamiento en El Rosal.
Carpio, Aitor, Moha Traoré y Brian, en un entrenamiento en El Rosal.

Cádiz CF

Cádiz CF-Almería (Previa) La Copa llega en un buen momento

El buen arranque liguero motiva a la afición a acudir a Carranza para ver a los menos habituales de un Cervera que vuelve a prescindir del ‘ausente’ Alvarito

Por  8:09 h.
Cádiz
0
Almería
0
Cádiz CF: Yáñez, Correa, Kecojevic, Mauro, Lucas, Garrido, Álex, Aitor, Nico, Romera y Moha Traoré.
UD Almería: Fernando, Fran Rodríguez, Trujillo, Owona, Pervis, Verza, Tino Costa, Nauzet Alemán, Gaspar, Pozo y Caballero.
Árbitro: Arcediano Monescillo, manchego.
Partido correspondiente a la segunda eliminatoria de la Copa del Rey, aunque primera para los equipos de Segunda A.
Estadio Ramón de Carranza. 18,45 horas.

Llega la Copa, y con ella, la oportunidad de ver en partido oficial a esos jugadores que siempre se tienen más ganas de ver al no haberlos podido analizar en las tres primeras jornadas de Liga. Ya se sabe que la Copa del Rey no es la competición para los equipos de Segunda División, pero sí que lo es y lo seguirá siendo para sus jugadores, especialmente, para esos que no cuentan normalmente en Liga y que tienen en esta competición la obligación de demostrar que merecen tener más minutos en el campeonato doméstico.

Toca hablar de lo mismo. Toca hablar de las ganas que hay que de ver a esos jugadores que la afición anhela por ser, en estos momentos, unos desconocidos. Ni las pachangas de la pretemporada, ni los partidos del Trofeo. Nada de eso cuenta. Por mucho que la Copa no interese, en cuanto el balón eche a rodar de manera oficial siempre contará más que cualquier bolo veraniego de tres al cuarto. Y hoy toca creerse que la Copa es algo más que un embrollo.

Como obliga el guion y el calendario, Cervera saldrá con sus hombres menos habituales. Pero ojo, que con tanto lesionados, un seleccionado y otro enfadado, el técnico del Cádiz CF no tendrá otra que alinear un equipo titular que no se distinguirá mucho del que pueda sacar ahora mismo en una jornada de liguera. De los once que pondrá en liza hoy, como mínimo, cuatro, han sido titulares en Lugo el pasado sábado y es muy posible que vuelvan a serlo el próximo viernes, que vuelve la Liga a Carranza ante el Nàstic de Tarragona.

Así las cosas, habrá que intentarlo tal y como se intentó y se consiguió el año pasado en la primera ronda ante el Levante, equipo al que se le eliminó con gol de Güiza durante los 90 minutos y con una actuación estelar del hoy portero de la Cultural Leonesa, Jesús Fernández, en la tanda de penaltis. Y sí, la Copa importa poco o nada en Segunda, pero si se le pregunta a cualquier aficionado que fue a aquel partido si disfrutó la respuesta sería afirmativa. Y solo por eso, el Cádiz CF, mucho más en su casa y ante los suyos, tiene que salir con la obligación de pasar de ronda y darle una pequeña alegría a una afición que se acercará a Carranza con la sensatez de ir a un partido de una competición donde no se le ha perdido mas pero con el orgullo y la ilusión del siempre onírico ‘¿y por qué nosotros nunca?’.

Aunque si se le pregunta a todos los entrenadores de Segunda por su interés con el torneo del ‘ko’, todos, sin excepción, responderán que es un incordio, que viene a ser como una china en el pie, un obstáculo en el camino. Y llevan razón. Y la llevan porque se miden entre equipos de la misma categoría que apenas atrae audiencia de ningún tipo. Los estadios, entre semana, apenas registran una entrada aceptable. Se desgastan sus jugadores. Pueden venir lesiones. Se acortan las semanas para preparar el duelo que importa, el de Liga. Si, además, toca desplazarse para jugar el trámite de turno ya es el colmo del infortunio. Aquí, al menos el Cádiz CF, está teniendo fortuna en los últimos años. Ningún entrenador quiere la Copa pero todos acuden a ella con interés. No les queda otra que competir. Con suplentes, sí, pero con la atención que merece cualquier partido de competición oficial. Y una vez dentro, metido en el ajo, inmerso en el lío, todos, sin excepción, quieren ganar. Esto es fútbol y por eso es bonito.

Y Cervera quiere ver a sus jugadores menos habituales. Desea comprobar si se está equivocando con alguno que hasta el momento no cuenta con minutos en Liga. Está loco por ver a Perea. Y también a Carrillo, el delantero centro que le han traído sobre la bocina para ver si se acerca siquiera a lo que aportó el año pasado Ortuño. Pero es muy posible que ni uno ni otro estén en el once e incluso habrá que ver si dispondrán de algunos minutos dado la lesión del primero y la reciente incorporación del segundo.

Más allá de los dos delanteros antes mencionados, hay ganas en el personal de ver al central montenegrino Kecojevic, al igual que por ver con mayor permanencia en el campo al mediocentro Álex Fernández o al lateral Lucas Bijkter que tan buen sabor de boca dejó en la pasada edición del Trofeo.

Y si pocas ganas, de antemano, hay en el Cádiz CF de afrontar la Copa, menos debe haberla en el equipo rival, que saldrá esta misma mañana desde el aeropuerto de Almería hasta el de Sevilla, desde donde se desplazará ya en autobús hasta Cádiz.Para este encuentro, el técnico almeriense Ramis reservará también a sus titulares de cara a la Liga, donde comenzaron bien pero no han terminado de confirmar el arranque liguero ya que ganaron en Tarragona, empataron en el Juegos Mediterráneos ante el Oviedo y llegan a Carranza tras caer en Los Pajaritos ante el Numancia.
La Copa no mola por aquí, pero seguro que en cuanto el balón comience a rodar, los 22 hombres que habrá sobre el campo buscarán el pase de ronda como si de tres puntos se tratasen. Se desconoce lo que tiene la Copa, pero al final siempre se quiere otra ronda.