Edu Ramos en un entrenamiento.
Edu Ramos en un entrenamiento.

Cádiz CF

Cádiz CF-Albacete (Previa) Carranza quiere despedir a un campeón

El once de Cervera busca poner el broche a una temporada feliz con un resultado que maquille un tanto el bodrio de final de Liga

Por  8:00 h.
Cádiz
0
Albacete
0
Cádiz CF: Cifuentes, Akapo, Fali, Cala, Marc Baró, Edu Ramos, Augusto, Pombo, Álvaro Giménez, Jurado y Malbasic.
Álbacete: Tomeu Nadal, Álvaro Benito, Kecojevic, Arroyo, Fran García, Eddy Silvestre, Erice, Álvaro Jiménez, Pedro y Zozulya.
Árbitro: Vicandi Garrido, vasco.
Incidencias: Último partido de Liga de la 42 jornada.
Estadio Ramón de Carranza.

Acabar esta temporada perdiendo no estaría feo porque se ha ascendido, pero sí que sería un argumento más para aquellos que piensan que una de las claves del ascenso del Cádiz CF ha sido la poca y nula consistencia de los perseguidores. Y es que en el caso de que los hombres de Cervera no consigan sumar los tres puntos hoy ante el Albacete tan solo habría conseguido tres victorias en los últimos once partidos, esos que se han jugado en la era post-confinamiento. Ya todo importa menos porque la temporada que viene en Carranza pasará fútbol de Primera, pero qué menos que ya que se está se deba hacer lo necesario para poder alzarse con el título de Segunda División tal y como hiciera el último Cádiz CF que subió en Chapín. Para ello, solo hace falta sumar un puntito ante un Albacete que no lo va a poner nada fácil ya que llega a Carranza con el agua al cuello y jugándose el descenso a los infiernos.

No ha sido un final de Liga nada fácil. Bastante se ha logrado y como diría aquel, ‘el fin justifica los medios’. Da igual el fútbol que se practique y menos importa donde se ascienda con tal de hacerlo, pero lo uno no quita lo otro y le vendría bien a los números de Cervera tres puntitos más para que no se pueda volver a decir que sus equipos se les suelen caer en las segundas vueltas.

Pero lo dicho. Qué más da ya. Y da igual porque el libro que tiene ante sí el cadismo nada de parecido tendrá con el de los últimos cuatro años en Segunda, donde mantenerse en los puestos nobles era una obligación no escrita. Y es que desde el mes de septiembre próximo todo eso cambiará. El Cádiz CF no debe ser un rival a batir en las segundas vueltas y al que se le estudie como se le ha estudiado todos estos años. Sin complejos algunos, tampoco es que Cervera los haya tenido, acudirá un Cádiz CF que quiere entrar en la elite por la puerta grande y como campeón.

Y para salir campeón al Cádiz CF le vale un punto mientras que al Albacete, para conseguir la permanencia sin depender de nadie, le es necesaria la victoria por lo que a los hombres de Cervera no le valdrá salir a verlas venir como hizo en Montilivi, donde se llevó el partido aquel de los dos equipos que manifestó más ganas.

Por su parte, el Huesca juega en Gijón ante otro equipo que no se juega nada y es posible (si la fiesta no le dura al once oscense) que los de Míchel se hagan con la victoria con solo ponerle una pizca de interés ante el Sporting. De ser así, el Cádiz CF debería sumar al menos ese punto que le acredite como campeón de una liga que la ha estado coronando prácticamente durante toda la temporada.