CÁDIZ CF

Cádiz CF 1 Córdoba CF 1 (Crónica) Un punto desalentador

El equipo gaditano fue incapaz de ganar al Córdoba, un adversario muy impreciso en defensa que hasta pudo llevarse la victoria

Por  20:54 h.
Cádiz
1
Córdoba
1
Cifuentes; Rober Correa, Marcos Mauro (Rennella, 69'), Kecojevic, Espino; Edu Ramos, José Mari, Salvi, Jairo; Querol (Álex, 55') y Lekic (Jovanovic, 72').
1-0: Centro de Álex al que no llega Kecojevic y el visitante Álex Quintanilla marca de manera incomprensible para desesperación del guardameta blanquiverde Carlos Abad (58').
Carlos Abad; Fernández, Miguel Flaño, Álex Quintanilla, Álex Menéndez; Luis Muñoz, Andrés Martín (Alfaro, 85'), Yann Bodiger, Miguel de las Cuevas (Aguado, 76'), Jaime Romero; y Piovaccari (Nefta Mazambi, 85').
1-1: Gran acción de Andrés Martín, que recorta a Marcos Mauro, supera a Cifuentes con su centro y asiste a Piovaccari, que se adelanta a Kecojevic y marca de cabeza el empate.
Pérez Pallas, comité gallego. Mostró cartulina amarilla a los locales Cifuentes, Kecojevic y José Mari.
Encuentro correspondiente a la 31ª jornada de LaLiga 123. Fue televisado en directo a las 18.00 horas por Canal LaLiga 123 TV.
Ramón de Carranza.

El visitante más débil llegaba al Carranza y se marchó con un empate (1-1). En otras palabras, un mazazo considerable para un Cádiz CF que, después de certificar su permanencia, no pasa por su mejor momento de la temporada. Y se vio tras ceder dos puntos ante un Córdoba CF casi desahuciado que supo salir vivo del acoso inicial y trasladó el nerviosismo a los gaditanos con el transcurso de los minutos. En otras palabras, un empate que de muy poco sirve a los cordobeses y que deja al Cádiz CF con dudas, con muchas dudas.

Cinco cambios efectuó Álvaro Cervera en el once inicial para recibir a los blanquiverdes. Tres eran obligados porque el lesionado Sergio Sánchez y los seleccionados Machís y Manu Vallejo dejaron su sitio a Marcos Mauro, Querol y Lekic. Los dos restantes fueron cosecha del entrenador: Edu Ramos entraba por Álex (otra vez el madrileño era uno de los damnificados) y Jairo ocupaba el puesto de Aketxe (el vasco ni tan siquiera iba citado).

Pese a las bajas, el equipo gaditano salía con decisión. El Córdoba CF, que llegaba aturdido a la Tacita de Plata, era un manojo de nervios en la zaga (Álex Quintanilla, sustituto del lesionado Chus Herrero, estaba desbordado en cada acción). La desoladora cifra de goles recibidos durante la temporada no era casualidad y pronto se empezó a notar con un Cádiz CF que tiró de instinto con balones a la espalda de una defensa blanquiverde tremendamente imprecisa. La primera llegada tuvo lugar a los siete minutos y lo hizo tras una incursión por la derecha de Salvi, que acabó en córner tras disparo de José Mari.

De inmediato, Querol se quedaba solo y no capaz de encontrar portería cuando lo tenía todo a su favor. Una jugada que poco después casi se repetía ante la indecisión y la temeridad de Miguel Flaño en un balón sin aparentes problemas. El catalán pedía penalti pero Pérez Pallas no lo decretó. Como tampoco decretó otro posible sobre ‘Keco’ minutos después.

El asedio local se unía a las indecisiones de los visitantes. En una de ellas, el guardameta Carlos Abad no blocó el cuero tras un saque de esquina y Kecojevic no pudo mandar el esférico al fondo de las mallas. Y a continuación, Salvi, ahora por la izquierda e intercambiando su posición con Jairo, servía un balón para Lekic, que no encontró puerta. Que el Cádiz CF no fuese ganando era un milagro. Sin embargo, ahí paró el ciclón de ocasiones, con mucho primer tiempo aún por disputar. De hecho, de al intermedio sólo se reclamó otra pena máxima por manos de Luis Muñoz después de un tiro frontal de Edu Ramos.

Sin premio se marchó el Cádiz CF a la caseta ante un débil adversario al que no logró rematar. Así se ponía fin a un periodo en el que la efervescencia amarilla dio paso a la ausencia de peligro. No quedaba otra que esperar a unos segundos 45 minutos en los que el nerviosismo podía ser el peor enemigo, más incluso que el propio Córdoba CF.

Alegría efímera

El segundo tiempo empezó como acabó el primero, con un Cádiz CF obtuso y sin demasiadas ideas. Así llegó el primer aviso cordobés del partido, que no encontró portería. Cervera captaba el aviso y empezaba a mover sus fichas, con Álex entrando por un Querol que de poder ser protagonista pasó a estar ausente. Era el minuto 55.

Y al parecer Cervera acertó porque, tres minutos después de su entrada en el césped, Álex propició que el nerviosimo le pasara factura al Córdoba CF. Fue en un centro del madrileño que trató de empujar Kecojevic y acabó alojando en su meta Álex Quintanilla de manera incomprensible para desesperación del guardameta Carlos Abad. El central, una vez más, se cubría de gloria.

Sin embargo, poco o nada duró la alegría. Fue una señal errónea. Siete minutos más tarde, con un equipo cordobés mucho más valiente, Andrés Martín se inventaba una jugada de ensueño junto a la línea de fondo tras romper la cintura de Marcos Mauro y salvar la salida de Cifuentes con un centro que Piovaccari alojaba en la red con la testa tras adelantarse a Kecojevic. Silencio sepulcral en el Ramón de Carranza. No era para menos.

El gol fue una losa para un Cádiz CF noqueado y aturdido en el que Marcos Mauro se tuvo que marchar lesionado. Y pudo ser peor, ya que otro pase de fantasía del canterano Andrés Martín dejaba solo a Yann Bodiger ante Cifuentes, al que superaba pero se topaba con un poste milagroso. En el rechace, De las Cuevas estrellaba el esférico en el cuerpo del meta manchego.

Había que reaccionar y Cervera volvió a poner toda la carne en el asador. Rennella había entrado por Marcos Mauro y Jovanovic sustituía a Lekic. Precisamente fue el debutante el que pudo marcar el 2-1, pero Álex Quintanilla, esta vez sí, lo evitó. Y ahí, con más corazón que cabeza, se acabó el intento de remontada de un Cádiz CF que dispuso de sus últimas ocasiones con dos acercamientos de Rennella, que no pudo estrenar su casillero goleador. Indiscutiblemente, el equipo cadista tendrá que recuperar su mejor versión para optar al ‘play off’ de ascenso.