Aulestia observa a Ricky en un entrenamiento.
Aulestia observa a Ricky en un entrenamiento.

Cádiz CF

Aulestia y Óscar Rubio ponen fin a su etapa en el Cádiz CF

La llegada de Cifuentes para la portería y dos laterales derechos, señal evidente de que no cuentan para Claudio

Por  18:46 h.

Tenían muy complicado seguir en el Cádiz CF y sus respectivas salidas era algo que estaba cantado. Apenas puede sorprender que Aulestia y Óscar Rubio no vayan a seguir de amarillo una temporada más. Ambos cumplían contrato el pasado 30 de junio y el fallado ascenso de categoría casi que les ha abierto de par en par las puertas de salida del club gaditano.

Quien más raíces había echado en el Cádiz CF era Oinatz Aulestia, que en esta su tercera campaña al frente del equipo amarillo ha vuelto a acariciar el ascenso con sus manos pero de nuevo ha acabado lamentándose sobre el césped de Carranza. De los tres años que ha pasado en el Cádiz CF se recuerda como su mejor el primero que pasó siendo Jose González el entrenador y Quique Pina el asesor deportivo de la entidad. Aulestia fue el primer fichaje de aquel proyecto y era de los pocos que cobraba íntegramente del Cádiz. Aquel año acabó con la fatídica tanda de penaltis ante el Lugo después de una temporada regular que, como esta última, acabó con el Cádiz CF campeón.

Al año siguiente, aún con contrato vigente, Aulestia siguió de amarillo pero todo salió al revés. Para empezar fue de los pocos del vestuario que dijo a las claras que el equipo no estaba a la altura, después tuvo sus más y sus menos con Alberto Monteagudo, que lo sacó de la titularidad por Bernabé. La recuperó con el añorado Ramón Blanco y acabó la temporada bajo palos con Agné en el banquillo. Emigró a Alicante para ser suplente de Falcón en el Hércules de Segunda A, equipo con el que descendió a Segunda B antes de regresar al Cádiz CF para sacarse una espinita que se le quedará definitivamente dentro después de probar otra vez el sinsabor de liderar el grupo IV, caer en el primer cruce de campeones ante su ex equipo, el Oviedo, y acabar muriendo en la orilla de Carranza ante el filial bilbaíno por el que también pasó.

Su balance no pasa del aprobado raspón. Una pena, sin duda, para un portero que parecía tenerlo todo para haber triunfado con el escudo del Cádiz en el pecho y las Brigadas Amarillas a su espalda. Ya no será otro año. El fichaje de Cifuentes para la portería cadista es la evidencia de que Aulestia ha puesto fin a su carrera en el Cádiz CF.

Un año gris entre la banda y la enfermería

Óscar Rubio no seguirá en el Cádiz CF.

Óscar Rubio no seguirá en el Cádiz CF.

Tampoco ha sido un buen año para Óscar Rubio, el lateral derecho que elegía Jorge Cordero para suplir a Ceballos. Una lesión en los abductores que se convirtió en pubalgia amargó el comienzo de una temporada a la que llegó no del todo bien. Y es que esas molestias en los abductores le venían persiguiendo desde la temporada anterior en el Alavés, donde dejó muy buenos recuerdos.

Poco a poco, y una vez recuperado, Rubio comenzó a entonarse, si bien nunca pareció estar a la altura de esos laterales derechos que ha tenido el Cádiz CF en sus últimos años desde los Cristian, Cifu, De Coz o el mismo Ceballos. Para colmo, una rotura en su gemelo le impidió jugar el final de la temporada y el primer ‘play off’ ante el Oviedo. Pasado éste, regresó para jugar ante el Hércules pero definitivamente no estaba ni Claudio le esperó para jugarse el todo por el todo en la vuelta en Carranza ante los cachorros y apostó por Mantecón, el comodín del técnico valenciano este año.

El jugador ilerdense llegó al Cádiz con un contrato de un año con opción a otro, pero la llegada de dos laterales este fin de semana le cierran definitivamente la puerta a cualquier tipo de negociación.
Juanjo, del Melilla, y el joven sub’23 Cristian, del Córdoba B, son la señal más clara y evidente de que el Cádiz CF 2015/16 no cuenta con Óscar Rubio de cara al futuro. Un año gris, sin duda, que no le ha sido suficiente para terminar de convencer a una afición que ha visto en él a un jugador comprometido pero sin la talla necesaria para una defensa de plata.

Alfonso Carbonell Celdrán

Alfonso Carbonell Celdrán