Momo, con su antiguo representante Hervé Cros.
Momo, con su antiguo representante Hervé Cros.

CÁDIZ CF

El antiguo representante de Momo le acusa de no decir la verdad

"Cuando firmé a Momo en agosto de 2018 me dijo que era del Watford; le he dejado mucha plata y ahora dice tonterías"

Por  16:49 h.

Del caso Momo han hablado el propio futbolista Mamadou Mbayé. Manolo Vizcaíno y Quique Pina, el presidente y los máximos accionistas. Enrique Pérez y Juan de Dios Crespo, abogados de cada parte. Letrados reconocidos y aficionados de todos los rincones. El actual agente de Momo, Pape Mbiayé… y ahora el representante del jugador en la época de su ‘contrato (o no)’, Hervé Cros. Vinculado al fútbol francés, firmó un contrato de intermediación en agosto de 2018, cuando todavía militaba en el Cádiz CF y poco antes de que quedara libre al no ser renovado con el club después de perder el tren del ascenso a Segunda B.

Cros muestra el contrato que le vincula a Momo “y que sigue vigente porque nadie ha dicho nada de romperlo. Aunque es verdad que lleva mucho tiempo sin querer cogerme el teléfono”. Revela que “cuando firmé con él, me dijo que estaba en el Watford. Por eso lo cede del Watford al Troyes francés, ya que yo conozco a este equipo francés. Así lo formalizamos en la Federación francesa. No pudo debutar por un problema de lesión”. En el mercado de invierno se marchaba al Inter Zapresic de Croacia, “también cedido. Le he estado pagando estos años, le he dado plata al jugador, le pagamos el viaje a Senegal y tardó mucho tiempo en conseguir el visado, por lo que no pudo jugar tampoco allí”.

Se muestra muy enfadado “porque lleva mucho tiempo sin hablar, sin decir nada, y ahora lo escucho diciendo tonterías“. Momo apuntaba en rueda de prensa el miércoles que este agente no se había preocupado ni por él ni por su desarrollo profesional. “Él firmó un contrato de tres años con el Watford, no entiendo por qué dice que no. Eso viene en el pase de cesión al Troyes, se recoge en la Federación Francesa. Creo que le han dicho que diga esas tonterías porque no me lo explico”.

Insiste en que está más dolido que enfadado “porque cuando la gente te necesita, viene. Y luego ni me coge el teléfono”.