Euroliga

El Panathinaikos mide la ambición del Real Madrid

Los griegos, que acumulan seis partidos sin derrota, necesitan ganar ante un conjunto blanco ya clasificado para cuartos

Actualizado:

La salida de Xavi Pascual y la llegada de Pitino provocó un terremoto en el Panathinaikos. Semanas de altibajos que el técnico estadounidense ha conseguido estabilizar en el último mes y medio, en el que los griegos solo conocen la victoria en Europa. Seis de seis en los seis encuentros disputados desde que cayeran en Estambul ante el Fenerbahçe, incluido un triunfo en Moscú ante el CSKA, uno de los gallitos de la competición.

Esa racha les ha acercado a los playoffs. Clasificación que tienen al alcance de la mano a falta de dos partidos para el final de la fase regular. El más complicado, el que disputarán esta tarde ante el Real Madrid (20.00 horas, Movistar+), que apenas tiene nada en juego.

Esa falta de ambición pudo verse hace una semana en Vitoria, donde Laso dio descanso a muchos de sus jugadores, algo que también pasará en Atenas, a donde no viajaron ni Deck, ni Reyes, ni Panzar. «A Felipe tenemos que cuidarle y ahora tenemos dos viajes seguidos a Canarias y le viene bien descansar algún partido para que vuelva a coger el ritmo competitivo. No se ha perdido nada en toda la temporada», explicó Laso antes de viajar a Grecia.

Allí se encontrará a un equipo muy diferente al de la primera vuelta. No solo por la presencia de Pitino, sino por los cambios que ha habido en la plantilla helena. «Han fichado muy buenos jugadores de uno contra uno como Langford y Kilpatrick, que ha venido a mitad de temporada. El fichaje de Papapetrou que les da mucha solidez dentro-fuera, Desahun Thomas juega como cuatro abierto y están utilizando más a los pívots griegos Vougioukas y Papagiannis, que tienen mucho registro de juego interior. Es un equipo de altísima calidad que ha tenido problemas de lesiones durante la temporada pero que en el tramo final ha llegado en muy buena forma», explicó el técnico del Real Madrid.

Sobre sus opciones de acabar primeros o segundos en la clasificación, Laso opinó que no es algo que le preocupe, porque no depende de sí mismo. «Tenemos difícil ser segundos y muy difícil ser primeros, dependemos de ellos (Fenerbahçe y CSKA), pero nosotros vamos a intentar hacer el máximo hasta el final», apuntó.

Lo lógico es que ganen o pierdan en estos últimos dos partidos, los blancos sean terceros y se midan a un sexto clasificado que saldrá de la terna formada por el Baskonia, el Panathinaikos y el Armani Milano, con permiso de un Olympiacos que tiene más difícil meterse. Ese rival no se sabrá hasta la próxima semana.