David Downton y Laura Gulshani, en el Museo ABC
David Downton y Laura Gulshani, en el Museo ABC - Ignacio Gil

«La diferencia entre la fotografía y el dibujo es la que hay entre un plátano y una naranja»

A David Downton (Inglaterra, 1959) y Laura Gulshani (Canadá, 1993), dos de los protagonistas de la última exposición del Museo ABC, los separa un océano y más de tres décadas, pero los une la ilustración. Hablamos con ellos sobre su trabajo y su visión del arte

Actualizado:

Entre David Downton (Inglaterra, 1959) y Laura Gulshani (Canadá, 1993) hay un océano y más de tres décadas de diferencia, pero su visión de la ilustración no es tan distante. Pese a los cambios de la industria a lo largo de los años, sobre todo los últimos, de sus palabras se desprende que en su oficio todo tiene que ver con encontrar un lenguaje y saber explorar todas sus posibilidades (artísticas y comerciales). Hablamos con ellos sobre su trabajo y su visión del arte en el Museo ABC, donde se encuentran para presentar #FINAESTAMPA_, la primera gran exposición internacional del centro.

—¿Estamos viviendo, como dicen algunos críticos, una segunda Edad de Oro de la ilustración?

David Downton: No lo sé todavía. Sí que estamos viviendo una edad donde la gente quiere ser artista de moda. Y en la que la gente está interesada por la ilustración de moda. Es un tiempo muy emocionante en este sentido. ¿Estamos viviendo una Edad de Oro donde las grandes revistas y las grandes campañas de publicidad usan a estos artistas? No estoy seguro.

Laura Gulshani: Hay muchos artistas. Creo que el mercado está un poco saturado. De hecho ya no hay artistas internos. Cada vez que las marcas necesitan un nuevo contenido, contratan a un alguien distinto.

—¿Puede la ilustración de moda ser una forma de arte?

DD: Es una forma de arte. Es una de las bellas artes. Pero tradicionalmente, como las ilustraciones estaban hechas para la reproducción y la imprenta, no se consideraban así.

LG: Es importante que, de alguna forma, la ilustración se considere un arte. Porque durante mucho tiempo se han creado estas imágenes, creando un nuevo mundo con ellas alrededor de una colección. En este sentido, la ilustración es una forma de arte.

DD: La razón por la que la gente no la había considerado seriamente era porque la gente no se tomaba la moda en serio. Si nuestros temas fueran paisajes seríamos artistas. Además, todo el mundo está enganchado a la moda. Hay más gente comprando ropa en tiendas los sábados por la tarde que viendo el fútbol.

—¿De qué hablamos cuando hablamos de moda? ¿Por qué les interesa?

DD: Para ser sincero, yo no estoy interesado en la moda per se. La moda me ocurrió. Me involucré en la moda por accidente. No es la ropa lo que me interesa. Es la gente en la ropa. Esa combinación. La moda es un arte según mi experiencia. Y solo es superficial superficialmente.

LG: Siempre ha sido un mundo de fantasía para mí. Siempre he estado enamorada del diseño. Fui a clases de diseño y costura de pequeña. Y adoro este mundo desde entonces. Es evasión y fantasía.

—¿Cómo manejan la tensión entre lo comercial y lo artístico? ¿Cómo se mantiene el lenguaje propio cuando se trabaja por encargo?

DD: Lleva mucho tiempo. Tratar esto como un negocio es muy importante. Y a la vez tienes que poder decir que has hecho algo en lo que crees... Es muy difícil.

LG: Las plataformas se llenan de imágenes. Y ahora la gente empieza a valorar lo único. Cuando yo publico algo es porque estoy realmente orgullosa de ello.

DD: Es que Instagram ha cambiado las reglas del juego. Cuando yo empecé tenías que tener un portfolio y enseñarlo de despacho en despacho. Ahora puedes estar directamente ahí. Es algo extraordinario. Hay gente brillante. He descubierto artistas brillantes en Instagram.

—¿Cuál es la diferencia entre la ilustración y la fotografía dentro del mundo de la moda? ¿Qué es lo que aporta la ilustración?

DD: Es la misma diferencia que hay entre un plátano y una naranja: ambas son frutas, pero no están relacionadas. Son formas de arte completamente distintas, que se complementan. El dibujo hace mejor a la fotografía. Y viceversa. Son cosas complementarias. No compiten entre sí.

LG: Yo creo que en la ilustración ves la mano humana. Puedes sentir la presencia de la mano humana.

—Para terminar: ¿por qué entraron en este mundo?

DD: Yo era bueno dibujando cuando era un niño. Y no era bueno en nada más. Además, no me sentía lo suficientemente bueno para ser artista. Al menos, no con la confianza suficiente. Y me hice ilustrador.

LG: Siempre me ha encantado pintar y dibujar. Ir a los museos. He trabajado en otras cosas, pero la ilustración es la única cosa que quiero hacer todos los días.