La carta de Jack el Destripador, subastada por Grand Auctions
La carta de Jack el Destripador, subastada por Grand Auctions - abc

La espeluznante confesión de Jack el Destripador en una carta que envió a la Policía

La misiva, fechada el 29 de octubre de 1988, once días antes de que Mary Kelly, la supuesta última víctima del criminal, fuese asesinada, ha sido subastada por 25.000 euros

LondresActualizado:

Una carta que se cree que fue escrita por Jack el Destripador en 1888 ha sido vendida por 22.000 libras (unos 25.000 euros) en una casa de subastas de Folkestone (sureste de Inglaterra). La misiva data del 29 de octubre del mencionado año, once días antes de que Mary Kelly, la supuesta última víctima del criminal, fuese asesinada.

«Hay dos mujeres que quiero aquí. Mi cuchillo está en buen estado, es un cuchillo para estudiantes y espero que os guste el riñón. Soy Jack el Destripador», puede leerse en el escrito, que el asesino envió a una comisaría de Policía de Londres.

Un coleccionista británico se alzó como ganador de la puja, cuyo precio se estimaba entre 600 y 900 libras antes de la subasta (de 681 a 1.022 euros). Según Jonathan Riley, responsable de la casa de subastas Grand Auctions, el precio pagado «muestra el interés que existe por Jack el Destripador».

La carta perteneció a un guardia de la Policía Metropolitana de la capital británica, al que se le entregó como regalo cuando se retiró del cuerpo en 1966. Su viuda fue quien decidió sacar a subasta ahora la carta presuntamente escrita por el asesino.

Conocimiento médicos

En cuanto al contenido de la carta, se cree que el criminal tenía nociones de medicina, de ahí que se refiera al cuchillo de estudiantes, por la manera en la que cortaba a las víctimas. En otra carta que se cree que también escribió Jack el Destripador, conocida como «Letter from Hell», se asegura que el asesino cocinó uno de los riñones de su víctima y «sabía bien».

El caso de Jack el Destripador se mantiene como uno de los mayores misterios sin resolver, en tanto que el criminal asesinó a cinco mujeres entre agosto y noviembre de 1888 sin que nunca se haya conocido la identidad del autor de los hechos Sin embargo hay varias teorías, entre ellas una que apunta a que se trataba de un inmigrante polaco de 23 años y otra que lo identifica como un mercader de algodón de Liverpool.