Las escritoras Ellen Mattson y Anne Swärd
Las escritoras Ellen Mattson y Anne Swärd - TT

La Academia Sueca ultima el proceso de reemplazo de las vacantes causadas por el escándalo sexual

La institución que otorga el Premio Nobel de Literatura ha anunciado hoy los nombramientos de las novelistas Ellen Mattson y Anne Swärd, por lo que solo faltaría por ocupar la última de las vacantes, la que dejó en febrero la ex secretaria Sara Danius

Actualizado:

La Academia Sueca ha anunciado hoy la elección de las novelistas Ellen Mattson y Anne Swärd para ocupar dos de las vacantes por las renuncias producidas tras el escándalo sexual y de filtraciones que afecta a la institución que otorga el Premio Nobel de Literatura.

Mattson y Swärd, que oficializarán su entrada en la reunión anual de diciembre, sustituirán, respectivamente, a la teóloga Jayne Svenungsson y a la escritora Sara Stridsberg, dos de los miembros que renunciaron el último año por la crisis histórica de la institución, de acuerdo con Efe.

Falta por ocupar el último de los asientos vacantes, el que dejó en febrero la exsecretaria Sara Danius, que abandonó la Academia definitivamente diez meses después de su salida temporal.

Dieciocho mujeres denunciaron haber sufrido abusos de una «personalidad cultural», luego identificada como el artista francés Jean-Claude Arnault, esposo de la académica Katarina Frostenson y muy ligado a la institución a través de su club literario.

Arnault fue condenado en diciembre por el Tribunal de Apelación de Estocolmo a dos años y medio de cárcel por dos casos de violación de una mujer en octubre de 2011, sentencia contra la que ha presentado recurso ante el Supremo.

Cuando saltó el escándalo, la Academia cortó la relación con Arnault y encargó una auditoría, que concluyó que se habían producido filtraciones sobre los ganadores a las casas de apuestas, en concreto en los casos de Wislawa Szymborska (1996), Elfriede Jelinek (2004), Harold Pinter (2005), Jean-Marie Gustave Le Clézio (2008), Patrick Modiano (2014), Svetlana Alexiévich (2015) y Bob Dylan (2016). Además, el informe puso de manifiesto que el apoyo económico recibido por su club incumplía las reglas de imparcialidad al ser su esposa copropietaria.

El desacuerdo sobre las medidas que debían tomarse y la situación de Frostenson, que se resistía a dejar el cargo, desencadenaron una oleada de renuncias, que dejaron a la institución temporalmente sin el cuórum necesario para tomar decisiones; un intercambio de acusaciones entre los bandos enfrentados y el aplazamiento del Nobel de Literatura.

La Academia ha ido reconduciendo la situación desde el otoño pasado. El rey Carlos Gustavo de Suecia anunciaba una reforma de las arcaicas normas que la regían que establecían que los cargos son vitalicios. Los estatutos fueron entonces modificados para que fuera posible abandonar la institución, lo que en la práctica significaba que las vacantes podían reemplazarse.

Poco después comenzaron la elección de nuevos miembros y sendos acuerdos con Danius y Frostenson para su salida a cambio de una compensación económica. Posteriormente, y de acuerdo con la Fundación Nobel, la Academia anunciaba que entregará dos premios Nobel de Literatura en 2019, uno correspondiente a este año y otro al aplazado en 2018 por el escándalo de filtraciones y abusos.