El sonar revela un volcán de 800 metros de altura (rojo) y una pluma rica en gas - EQUIPO MAYOBS (CNRS / IPGP-UNIVERSITÉ DE PARIS / IFREMER / BRGM)

La mayor erupción submarina nunca vista estalla en el Índico

Un volcán de 800 metros de alto y 5 km de ancho se ha erigido bajo el agua en apenas seis meses junto a la isla francesa de Mayotte, en el Índico

El nacimiento de la montaña puede ser la causa de casi 2.000 terremotos en la zona y de una extraña onda sísmica que recorrió el planeta

MadridActualizado:

Una expedición científica francesa ha descubierto la que puede ser la mayor erupción submarina jamás observada. Se trata del nacimiento de un nuevo volcán de 800 metros de alto y hasta 5 km de diámetro en su base que se ha levantado desde cero en apenas seis meses bajo las aguas frente a la isla francesa de Mayotte, entre el continente africano y Madagascar, en el Océano Índico. Según los investigadores, la nueva montaña puede ser la causa de los casi 2.000 terremotos que durante más de un año han hecho temblar esta isla volcánica de 250.000 habitantes en el archipiélago de Comoro

La oleada de terremotos comenzó el 10 de mayo de 2018. El más fuerte alcanzó una magnitud de 5,8 y se produjo cerca de la costa cinco días después del primero. La actividad sorprendió a los residentes de Mayotte, seriamente afectados al no entender qué es lo que estaba sacudiendo su isla, pero también a los geólogos.

Además, en medio de este enjambre sísmico, el 11 de noviembre de 2018 un extraño estruendo de baja frecuencia recorrió todo el mundo durante veinte minutos, haciendo sonar sensores a casi 18.000 km de distancia y desconcertando a los científicos. La frecuencia demasiado baja para que los humanos la sintieran y solo un entusiasta de los terremotos descubrió la extraña señal en los sismogramas en tiempo real del Servicio Geológico de EE.UU. (USGS). y la publicó en Twitter, dejando estupefacta a la comunidad científica.

La isla se hunde

Las autoridades no fueron capaces de dar con la fuente de los sismos hasta que en febrero comenzó la campaña científica a bordo del buque de investigación Marion Dufresne, coordinada por el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) de Francia. El equipo colocó seis sismómetros en el fondo del océano a 3,5 km de distancia. Los datos de los equipos, recuperados este mes, revelan la existencia una cámara de magma profunda, cuya actividad introdujo roca fundida en el fondo marino y luego se contrajo, provocando que la corteza se rompiera.

Según publica en un comunicado el Servicio Geológico Nacional francés, se trataba del nacimiento de un volcán de 800 metros de alto y 5 km de diámetro. Del mismo sale una columna de fluidos volcánicos de 2 km de altura que no llega a la superficie. Sin embargo, el fenómeno ha provocado que Mayotte se haya desplazado 10 cm y hundido 13 en el último año. «¡Nunca hemos visto nada como esto!», reconoce Nathalie Feuillet, del Instituto de Física del Globo de París y líder de la expedición en el Marion Dufresne.

«Africa Times» ha informado de que las autoridades de Mayotte entregarán a los residentes un informe actualizado de los riesgos dentro de tres meses y «fortalecerá de inmediato el sistema de planificación y preparación de la gestión de la crisis». Mientras, la actividad sísmica continúa, cada vez más cerca de la isla, y crece el temor a un posible tsunami. Los investigadores quieren extender la misión durante varios meses para monitorear este misterioso volcán a medida que se desarrolla y evitar posibles peligros. Los datos aún son preliminares, no han sido publicados en una revista revisada por expertos y muchas preguntas siguen sin respuesta.