Retrato oficial de Neil Armstrong, en 1968, captado como comandante del Apolo 11 - AFP

El hospital en el que murió Neil Armstrong pagó 6 millones de dólares a su familia por negligencia

Una fuente anónima ha filtrado al diario The New York Times los papeles de la demanda por parte de dos de sus cuatro hijos

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Estamos desconcertados por compartir la noticia de que Neil Armstrong falleció debido a complicaciones derivadas de procedimientos cardiovasculares». Este fue el comunicado que emitió la familia del primer hombre en pisar la Luna el 25 de agosto de 2012, iniciando toda una serie de reconocimientos y homenajes por todo el mundo que en ningún momento hicieron vislumbrar la guerra interna que realmente se estaba llevando a cabo. Detrás de las cámaras y las celebraciones, Mark y Rick, dos de los cuatro hijos del astronauta estadounidense, quisieron demandar al hospital Mercy Health Fairfield, donde fue tratado, pero finalmente llegaron a un acuerdo por el que el centro hospitalario pagó seis millones de dólares a la familia a cambio de que no se supiera el escándalo.

La noticia se ha conocido ahora, coincidiendo precisamente con el 50 aniversario de la llegada del propio Armstrong a la Luna, a través de la filtración de una fuente desconocida llegada al diario The New York Times. En el correo había 93 páginas de documentos donde se recogen los tratamientos que recibió el astronauta, informes de expertos médicos de ambos lados y del proceso legal y el acuerdo, que incluye cláusulas de confindencialidad. Estos papeles confirmarían que la intención de los hijos era poner una demanda por negligencia y superviviencia, y que recibieron el dinero dos años más tarde. Además, se adjuntaba una nota que revelaba la motivación de la fuente anónima: que la sociedad conociera los hechos acaecidos para que no se volvieran a repetir.

Negligencia en el postoperatorio

Según estos papeles, los hijos de Armstrong amenazaron con acciones legales contra la institución después de entender que hubo fallos en el postoperatorio practicado al piloto por un bypass coronario. En el proceso, le implantaron cables temporales en el corazón para ayudar a controlar el ritmo cardíaco. Sin embargo, cuando éstos fueron retirados, se produjo un sangrado interno y la presión arterial cayó, lo que provocó que se practicaran otras actuaciones con las que los hijos no estaban de acuerdo.

En concreto, el mayor error que, a juicio de la familia, se llevó a cabo fue el de trasladarle a un laboratorio de cateterismo en vez de ser directamente llevado al quirófano, lo que según los doctores que apoyan la teoría de la familia podría haberle salvado la vida. Según recalcan los informes de estos expertos, este sería «EL mayor error» de toda la sucesión de eventos. Sin embargo, los médicos del Mercy Health Fairfield defendieron sus actuaciones y el hecho e haberle llevado primero al laboratorio. Finalmente se optó por el acuerdo para que el nombre del hospital no se viera afectado por el escándalo.

Las reacciones de los implicados

«La naturaleza pública de estos detalles es muy decepcionante, tanto para nuestro ministerio como para la familia del paciente que deseaba mantener en privado este asunto legal», ha difundido la institución hospitalaria en un comunicado a raíz de la publicación de la noticia.

Sin embargo, la familia aún no ha dado su versión de los hechos. De hecho, el acuerdo de confidencialidad registraba que de llegar a conocerse el asunto, no recibirían toda la indemnización (que se repartió entre los cuatro hijos y la nieta de Armstrong, aunque su segunda mujer y viuda no recibió nada), si bien desde The Times sugieren que podrían compensar la pérdida con los derechos de la historia completa en futuros proyectos biográficos.