La promoción de viviendas de Cala del Sol.
La promoción de viviendas de Cala del Sol. - C. Cherbuy
ESTAFA

Tras más de una década consiguen recuperar el dinero de un piso fantasma

La empresa les ingresa el dinero que dieron de señal para una promoción que al final fue adquirida por otra entidad y vendida a otras personas que sí residen en esos pisos

San FernandoActualizado:

Trece años, que se dice pronto, pero que para ellos ha sido una tortura. Hace trece años depositaban los pagos para hacerse con uno de los pisos de la promoción Cala del Sol, gestionada por la empresa Aifos (una de las investigadas en el caso Malaya).

Pronto comenzaron los problemas con las obras y ya con el armazón de los edificios levantados se paralizaban. La mayoría (son cientos los afectados) habían entregado ya más de 40.000 euros y sin embargo se quedaban sin piso y sin dinero.

Los peores temores se confirmaron cuando la empresa cayó en concurso de acreedores. Encima los bancos (que también solicitaban el impago del préstamo dado a Aifos para la obra) se hacían con las viviendas que vendieron a otros compradores.

No les quedó otra que la justicia y finalmente tras mucho batallar por fin la empresa está devolviendo el dinero a los afectados. Ya son cuatro los que han conseguido la devolución de lo pagado desde el pasado mes de diciembre. Una batalla encabezada por la asociación de afectados de Cala del Sol (como se llamaba la promoción de viviendas) y articulada por el letrado José Antonio Gamero.

Más de una década de lucha, pues las primeras protestas comenzaron en 2006, que se ha llevado por delante la felicidad de muchas familias, hipotecadas, sin dinero, sin pisos o habiendo poniendo en riesgo a padres, hermanos y amigos que les avalaron.

Llegan las sentencias

A lo largo de todo este tiempo solo se han llevado reveses. Hasta 2017 cuando una de las personas más activas en la lucha, que no se ha dejado vencer por el tiempo ni las adversidades, a pesar de lo mal que lo ha pasado, consiguió por fin lo que buscaba desde el principio. Que le entregaran los 60.000 euros que había dado por la casa que finalmente no fue para él. Así, al menos, lo reconoció una sentencia que condena a la entidad bancaria a devolverle todo su dinero con sus intereses legales.

La luz se encendió en el oscuro túnel por el que transitaban los afectados. Son más de 330 entre los dos bloques, pues está en juego el que puedan recuperar los más de 20 millones de euros entregados en esta promoción. Y es que la sentencia no deja dudas de que la entidad faltó a su obligación legal de garantizar la devolución de todas las cantidades entregadas, para el caso que los pisos no se construyeran o no se entregaran en su debido plazo, que fue lo que pasó.

Desde entonces ya hay 14 sentencias favorables y dos de la propia Audiencia Provincial de Cádiz que son firmes. Desde diciembre los afectados han comenzado a recuperar su dinero, que en algunos casos asciende a prácticamente la totalidad de la vivienda superando los 160.000 euros.

Ambos edificios pasaron a ser propiedad de entidades bancarias que se los adjudicaron en pago de su préstamo hipotecario, los finalizaron y pusieron a la venta, habiéndose vendido a terceras personas la mayoría de ellos. Por lo tanto, los bancos no solo no avalaron la devolución de cantidades, sino que se quedaron con el terreno y con el edificio en construcción casi terminado, donde en definitiva estaba invertido el dinero de los clientes. Hay que decir que la sentencia no es firme, pero sí un gran paso para los afectados