La sargento primero Domínguez en Koulikoro.
La sargento primero Domínguez en Koulikoro. - EMAD MDE
SARGENTO PRIMERO NURIA DOMÍNGUEZ

«De los malienses he aprendido el valor de las cosas sencillas»

La sargento primero Nuria Domínguez Fernández es la única mujer del contingente de Infantería de Marina desplegado en la misión de la Unión Europea en Malí

CádizActualizado:

Afirma que no echa de menos tener ninguna compañera. «La gente que me he encontrado en esta compañía son de una gran calidad personal y profesional. Además hay más mujeres de otros contingentes». La sargento primero Domínguez Fernández lucha contra el terrorismo con sus 63 compañeros de la Fuerza Expedicionaria de Infantería de Marina para Mali FIMAR EUTM-MALI XII. Enmarcados en la Unidad de Protección se encargan de velar por la seguridad de los instructores que forman a las Fuerzas Armadas del país africano para que puedan conducir las operaciones militares necesarias para recuperar la integridad del país y neutralizar la amenaza de los grupos terroristas.

Partieron de San Fernando el pasado mes de mayo. ¿Cómo fue el revelo y el despliegue en Malí?

Nos preparamos en España aproximadamente desde el mes de enero. Gracias al adiestramiento específico para esta misión el resultado ha sido positivo, ya que al llegar a Malí pudimos asumir con facilidad los cometidos asignados.

A grandes rasgos, lo primero que hicimos al llegar a Koulikoro fue alojarnos en las habitaciones donde íbamos a vivir durante los próximos seis meses. El relevo con los compañeros del Segundo Batallón de Desembarco del Tercio de Armada y de todo el material desplegado en zona de operaciones, como vehículos, comunicaciones, armamento, munición y documentación, duró una semana. Nuestro personal del Primer Batallón de Desembarco se desplegó en dos tandas, yo vine en la primera, por lo que tuvimos que asumir la responsabilidad del traspaso de todo el material. De forma personal, he de decir que el relevo fue muy fluido, debido en gran parte al esfuerzo de los compañeros del contingente saliente.

¿Recibieron consejos de sus compañeros de la FIMAR EUTM MALI XI?

Así es. Nos dieron consejos relativos al día a día en Malí, por ejemplo aprender expresiones en idioma bambara para poder relacionarnos con mayor cordialidad con la población local.

Sobre la hidratación nos comentaron que bebiéramos agua más a menudo y no solo cuando tuviésemos sed, para evitar la deshidratación.

También nos comentaron que tuviéramos cuidado con algunas especies de serpientes que son bastante venenosas, sobre todo a la hora de hacer patrullas por zonas con mucha vegetación.

Sobre el día a día, me dieron un consejo que está siendo efectivo, decían que lo más gratificante es levantarse cada mañana con la mismas ganas de hacer tu trabajo lo mejor posible y que tu familia se sienta orgullosa de todo lo que estás aportando en la misión.

La infante de Marina durante una patrulla en Malí.
La infante de Marina durante una patrulla en Malí. - EMAD MDE

¿Qué es lo primero que pensó cuando le comunicaron que iba a la misión EUTM Mali durante seis meses?

Que era demasiado tiempo sin ver a mis hijos. Sin embargo, pensé que sería una gran experiencia profesional y personal, además de una gran responsabilidad de representar a España y al cuerpo de Infantería de Marina en Malí.

Justo el día en el que celebraron el acto de despedida en el TEAR se conoció el fallecimiento del soldado Carrero. ¿Qué se siente al pensar ‘ahora yo voy para allá’?

Sentí una gran tristeza y desconcierto por lo que había pasado. Además, como es natural en estas situaciones, en la unidad se observaba un ambiente desolador de solo pensar en el gran dolor por el que debía estar pasando la familia del compañero.

Pensé que, a pesar de las circunstancias difíciles que te pone a veces la vida, hay que levantarse, continuar y ser más fuerte aún si cabe; que siguiéramos hasta acabar el buen trabajo que estaba haciendo nuestro compañero, que no fuera en vano su esfuerzo y dedicación por nuestro país.

¿Cuál es su labor dentro del contingente?

Soy la segundo jefe de una de las secciones de la Fuerza de Protección, cuyo principal cometido es dar seguridad a los equipos de entrenadores y demás personal de EUTM Mali, durante los cursos que imparten al ejercito maliense, así como a las bases donde vivimos y trabajamos.

También realizo trabajos logísticos y administrativos, así como organizar el mantenimiento de los vehículos, los equipos de visión nocturna, las comunicaciones, el armamento y demás material que tenemos asignado.

Además, uno de los cometidos que más me gusta realizar son las patrullas sociales, que se basan en la interacción con la población local. La acogida por parte de los ciudadanos de Koulikoro es muy gratificante. Me refiero a la forma en que se nos acercan para saludarnos sobre todo los niños. Son una población de la cual he aprendido el valor de las cosas más sencillas. Con muy pocos bienes, que para nuestra sociedad pudieran ser considerados dentro del margen de pobreza, ellos se sienten afortunados, sin la necesidad de tener más.

Durante las labores de protección.
Durante las labores de protección. - EMAD MDE

¿Había estado anteriormente en alguna misión internacional?  

No, esta es mi primera misión en el extranjero. Sentía la necesidad de realizar esta misión ya que en mis anteriores destinos, después de dieciocho años de servicio, no había tenido la oportunidad de desplegar en operaciones internacionales.

¿Cómo se lleva el calor de Malí?

Las condiciones son extremas, con unas temperaturas que a veces oscilan entre los 43º y los 46º, con una humedad en el ambiente de hasta el 90%, a las que se suma nuestro equipo (el chaleco, el casco) y las circunstancias son duras. Aun así estamos preparados para este tipo de condiciones. Siendo de Cádiz, estoy acostumbrada a las altas temperaturas en verano.

¿Cómo se plantea los próximos meses? ¿Qué objetivos tiene?

Cumplir bien las órdenes, ser leal a mis compañeros, con el mismo ímpetu del primer día. Hasta que no estemos de vuelta todo el contingente en España, no finaliza la misión.

¿Qué echa más de menos?

Sin duda alguna a mis hijos y a mi familia, porque siempre me hacen sentir muy especial e importante para ellos. Hasta este momento no había experimentado ese sentimiento, ya que es la primera vez que me separo de ellos durante tanto tiempo.

Piensa en Cádiz y recuerda...

Pienso sobre todo en las actividades escolares organizadas por la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del CEIP Reggio de Puerto Real, a las que dedico la mayor parte de mi tiempo libre.

Además recuerdo a todas las personas que desde España me mandan mensajes de ánimo y que se sienten orgullosas del trabajo de las Fuerzas Armadas españolas.